top of page

PEREGRINACIÓN / REPARACIÓN DE MARZO DEL AÑO B (Tercer viernes)


PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION 18 de agosto de 1997, Hora: 9:00 pm

Lugar: Parroquia de San José, Olo

LOS HOMBRES ESPIRITUALES DEDICAN GRAN TIEMPO A LOS ASUNTOS ESPIRITUALES


En nuestra acostumbrada oración devocional con Misa, exposición del Santísimo Sacramento y oración de adoración, tuve una visión de dos grandes espadas que se cruzaban entre sí. De la mitad salió una Luz Divina. Mientras salía la luz, el Santo Rostro con la Corona de Espinas apareció. Nuestro Señor levantó su Rostro sutilmente y dijo: “Hijos míos, ¿por qué están tan débiles ahora? Muchos están lejos de Mí. Despierten, les digo, despierten hijos Míos. El Castigo ha llegado. Hijos míos, los hombres espirituales dedican gran tiempo a los asuntos espirituales. Ustedes que han nacido del Espíritu, dedicarán tiempo para su 5 crecimiento espiritual. Oren siempre, la hora está a la mano. El enemigo ha llegado. Hijos míos, a través de sus oraciones ustedes han vencido espiritualmente. Ustedes han derrotado muchos reinos de los espíritus malignos con sus oraciones. Les digo, prepárense para una guerra física. Construyan su fe. Falta un pequeño esfuerzo. Por medio de la señal de Mi Crucifijo, ustedes ganarán la batalla. Dejen que Mi gente Me adore como lo hicieron antes. Hijos, ¿Por qué están corriendo? ¿Quieren que Yo venga y muera por ustedes otra vez? Les digo, habrá una batalla antes de que la victoria llegue. Luchen y ganen la batalla ahora. Luchen la batalla ahora que hay misericordia en la tierra. Si escapan de la batalla ahora, no habrá quien combata en la batalla. Cuando los espíritus malignos vengan, Mi gente encontrará muy difícil salir. En ese tiempo habrá un gran número de mártires. Escuchen, hijos míos, aún si hay derramamiento de sangre, ustedes no serán vencidos. Yo he prometido ganar la batalla a través del poder de Mi Preciosa Sangre. Reúnan a Mi gente, dejen que todos los fieles obedezcan esta orden, atiendan a sus acostumbradas actividades dominicales como lo hacían antes. Digan: ‘PRECIOSA SANGRE DE JESÚS, COMBATE AL ENEMIGO’. Ustedes sabrán qué hacer cuando la hora llegue. Por medio de sus oraciones, les aseguro su victoria. Yo estoy con ustedes. Yo pelearé por ustedes. Hijos, éste es el comienzo del Castigo. Toda Mi gente lo sufrirá de muchas formas. Nadie escapará. Por medio de sus oraciones, Yo estaré con ustedes. Antes de que el día llegue, hagan una noche de adoración todos los que estén deseando ir a la batalla. Miren a Mi Crucifijo y mediten Mis sufrimientos. Ustedes serán llenados de poder. Los bendigo”. +++++++


 

SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCIÓN

2 de marzo de 2000 Hora: 12 de mediodía

Lugar: Mi Altar de Reparación, Awka

QUÉ TODOS LOS HOMBRES ENTREN CONMIGO EN LA HORA DE GETSEMANI


Durante esta hora de reparación, vi el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante bañado con Sangre, Él calmadamente me dijo: “Hijo mío, acércate a Mí, Mi Corazón está en gran agonía. Consuélame ahora. Quiero que digas ahora las oraciones de Consuelo. Hijo Mío, tengo muchas cosas que decirte acerca de la hora. Tengo mucho que enseñarte, pero sólo lo haré a través de tu mortificación. Necesito mucha mortificación para este llamado. Hijo Mío, quiero que todos Mis hijos Me sigan. Dejen que todos los hombres entren Conmigo en la Hora de Oración de Getsemaní, cada medianoche de jueves a viernes. Éste es un llamado a la santidad y a la mortificación. Quiero que todos los hombres recen y velen Conmigo. Escuchen, hijos Míos, es por este tiempo peligroso y por la hora terrible que se aproxima, que no quiero que ninguno se pierda. Esto fue lo que Me motivó a llamar a todos los hombres a entrar Conmigo en la Hora de Oración de 6 Getsemaní. Deben saber que las cosas creadas serán sacudidas y purificadas para que las cosas que no puedan ser sacudidas, permanezcan. Hijos, esta hora es muy aterradora. Muchos perderán su fe. Muchos están confundidos. Muchos están espiritualmente ciegos. Ellos no pueden entender la hora. Ellos tienen ojos, pero no pueden ver. Tienen oídos, pero no pueden oír. Su entendimiento es carnal. Ellos no pueden entender los asuntos espirituales. Ellos están nadando en este mundo lleno de iniquidad. Ellos se dicen a sí mismos: “Todas las cosas van bien. ¿Cómo puede Dios destruir al mundo? Ningún Castigo vendrá.” Ellos disfrutan del mundo corrupto y lleno de soborno. Hijos, muchos serán decepcionados. Muchos están en camino a la perdición. Deben saber todos ustedes, hombres carnales y arrogantes que su felicidad pronto se convertirá en gran pena. Su día pronto se convertirá en oscuridad. Su pecado pronto los tomará como una trampa. Ustedes no escaparán cuando la hora llegue. Ustedes dicen que no habrá Castigo; y, Yo les digo, comenzaré el Castigo con ustedes. Querrán ver la hora. El tiempo llega en que todas las cosas gloriosas que ven en el mundo, serán destruidas por el fuego. Nada permanecerá. Entonces, el Nuevo Mundo Glorioso aparecerá, la generación de Mi Reino Glorioso. Felices aquellos que entrarán en la Hora de Mi Reino Glorioso. La segunda muerte no tendrá poder sobre ellos. Todos los que permanezcan Conmigo en Getsemaní, recibirán de Mí, una gracia especial para soportar las duras pruebas. Yo prometo sostenerlos con una gracia especial de fe y amor. Durante su hora de pruebas, Yo los consolaré, porque ellos ahora Me consuelan que estoy en agonía. Los amo. Los bendigo a todos. Permanezcan en Mi paz”. +++++++

 

TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCIÓN

24 de julio de 2001 Hora: 7:00 pm

Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

APRENDAN A ACTUAR POR SI MISMOS (CONSTRUYAN SU FE EN MÍ)


Durante nuestra oración en esta hora, tuve una visión de una Sagrada Hostia rodeada por una corona de espinas. Al rato, una nube descendió y cubrió todo el lugar. En las nubes apareció el Rostro de Jesucristo Agonizante que calmadamente dijo: “Hijos, Yo he venido para informarles que ustedes aprenderán a actuar por sí mismos. El enemigo probará individualmente a cada uno de ustedes. Yo permitiré que el enemigo sacuda todo, para que lo que no pueda ser sacudido, permanezca. Todos sus apegos serán separados y probados uno tras otro. La tierra y todo ser viviente lamentarán esos días amargos. Hijos, hombres poderosos caerán. Pero para aquellos que se mantengan inquebrantables, Yo les daré la Corona de la Victoria. Hijos aprendan a actuar por ustedes mismos. Yo les digo, aprendan a sostenerse por ustedes mismos. Construyan su fe en Mí. Aprendan a acercarse solos a Mí. Hablen Conmigo como su Padre, su Dios y su Salvador. Tengan tiempo de privacidad Conmigo. Aprendan a escucharme. Yo les estoy hablando a ustedes en sus almas. La voz amorosa en sus almas es Mi voz. Yo los estoy llamando a la vida. Muchos no saben ni recuerdan Mi presencia en sus almas. Hijos, al menos que 7 ustedes reconozcan Mi presencia en sus almas, ustedes no podrán aprender cómo actuar por ustedes mismos. Yo los estoy llamando de nuevo a defenderse de ustedes mismos, del mundo y de Satanás. En los días del hombre malvado, que ustedes ahora están viviendo, el lobo entrará y esparcirá el rebaño. En esos días, el pastor del rebaño difícilmente podrá congregar al rebaño. Cada ganado correrá en una dirección diferente para ser probada individualmente. Aprendan a actuar por sí mismos antes que la malvada bestia disperse el rebaño. Aprendan la verdadera doctrina de Mi Iglesia y practíquenla ahora. Aprendan su catecismo ahora que pueden. La noche se acerca cuando no verán la luz. Mantengan Mis Palabras en su corazón ahora antes que la agonía de la persecución consuma su corazón. Estos días que quedan, son días de gracia. Acumulen muchas gracias ahora. Los días se acercan en los que ustedes darán lo que tienen. El sabio se regocijará ese día, pero el tonto se lamentará. Hijos, los días del Maligno serán tan duros. Escuchen estas palabras: En ese día, el noventa por ciento (90%) de Mis hijos estarán espiritualmente ciegos. Ustedes verán a muchas personas que han hablado de la venida de la bestia malvada, que han advertido a otros de que nunca la sigan, siguiéndola ellos mismos y sirviéndole como Dios. A pesar de estas advertencias y amonestaciones, muchos seguirán a la malvada bestia. Hijos, ellos sufrirán grandemente, todos los que no aprendieron a actuar por sí mismos. Aprendan todas Mis enseñanzas, reúnan los pétalos de la Rosa de la Perfecta Pureza, carguen su Cruz de Perfección y sosténganse en su Fe. Yo soy Jesucristo Agonizante, que los llama a amar. Los amo a todos. Los bendigo en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Manténganse en Paz”.


 

PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

05 de octubre de 1997 Hora: 8:00 am

Lugar: Capilla de la Iglesia de San Pedro, Adazi-Ani

SU OBEDIENCIA LOS HARÁ SANTOS


Inmediatamente después de la Misa me fui a la Capilla a orar. Instantáneamente vi en una visión, al Santo Rostro de Nuestro Señor Jesucristo bañado con Sangre y su Cabeza coronada con espinas. Él levantó su rostro y me dijo: “Hijo mío, dedica lo que queda de este año en oración de adoración, de reparación y de acción de gracias. Disfruta tu vida de sacrificio con fe y amor. Muy pronto tu descanso llegará. Lee Hebreos, capítulo 4, y llénate de coraje. Sé sabio para seguir la Luz Divina. Hijo mío, aumenta tu devoción, reza y haz siempre penitencia. Reza por el arrepentimiento de los pecadores y para que muchos permanezcan firmes en la Tribulación venidera. Te digo, reza mucho por la fe. Hijo, dile a Mi gente que consagren totalmente sus vidas a Mí. Dejen que todos los hombres se reúnan, adoren Mi Preciosa Sangre y recen para que la hora de la tribulación en la que ya están viviendo, sea recortada, porque después de luchar hasta el final, entrarán en la nueva era que les espera. A través de Mi Preciosa Sangre, la misericordia será otorgada al mundo. 8 Hijo Mío, la hora ha llegado cuando la grandeza de Mi Preciosa Sangre será revelada a la humanidad. Los ojos enceguecidos verán la puerta de la salvación que ha sido abierta. La salvación será dada a conocer a todos los hombres. El océano de Mi Preciosa Sangre fluirá a todos los que quieran ser salvados. Cualquiera que invoque Mi Preciosa Sangre con amor y temor reverencial, será salvado. Hijo mío, deja que Mis hijos reúnan todos los mensajes y oraciones que Yo les he enseñado y hagan grande esta devoción. Hijos, su obediencia los hará santos, su humildad derrotará a todos sus enemigos y su fe les salvará. Demuéstrenme amor y propaguen esta devoción de Mi Preciosa Sangre. (Silencio) Bernabé, muéstrame tu amor. Te digo, sé humilde, prepara tu corazón para Mi Sello y permanece listo para perseverar en las grandes penas antes de que el gran gozo llegue. Te bendigo”. Inmediatamente la nube cubrió todo el lugar. Luego regresé en mí. +++++++


 

SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

21 de noviembre de 1997 Hora: 2:00 pm

Lugar: Desierto del Monte Carmelo, Olo

EN SU SUFRIMIENTO YO RECIBO CONSUELO


“Hijos Míos, ¡cómo deseo que ustedes entiendan la hora en la que están viviendo! Fortalezcan sus piernas temblorosas. Despiértense, vengan y vayamos a su encuentro. Su frialdad Me traspasó como una espada, por todos los que llegaron tarde. Les ordené que no comieran alimentos hasta las 12 de la medianoche. En esa hora, ustedes se despertarán y rezarán la Coronilla de Mi Preciosa Sangre por las almas benditas del Purgatorio. En su sufrimiento Yo recibo consuelo. Yo soy Jesucristo Agonizante”. Inmediatamente la visión terminó. +++++++


 

TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

25 de diciembre de 1997 Hora: 1:00 am

Lugar: Huerto de Getsemaní, Olo HIJO,

LOS HOMBRES ME CRUCIFICAN UNA Y OTRA VEZ CON SUS PECADOS


Durante mi oración de reparación, tuve una visión de la Flagelación de Nuestro Señor. Después que lo golpearon, ataron Sus Manos y Sus pies y lo rodaban de un lado al otro. Nuestro Señor lloraba mientras Su Sangre se derramaba. Inmediatamente una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, apareció la Sagrada Cabeza y dijo: “Hijo, vela esta noche con el Cielo en oración, meditación y consolación. Repara por todos los pecados cometidos contra el Espíritu, el Hijo y el Padre. Hijo, los hombres Me crucifican una y otra vez con sus pecados. Hoy, estoy en gran agonía por los pecados del mundo. Muchos se perderán para siempre sólo por el pecado de la carne. Ellos persiguen la riqueza perecedera y pierden la eternidad. Mucha de Mi gente está perdiendo su fe por la ola de esta última hora. El enemigo sabe que su hora es muy corta, es por ello que utiliza muchas tácticas en contra de ustedes. No se emborrachen, sean sabios y estén llenos del Espíritu. Vivan para Mí, Yo los guiaré y acompañaré en la hora de la sequedad. Mi Preciosa Sangre será derramada sobre todos aquellos que se consagraron a Mí. Yo haré derramar 9 un océano de Mi Preciosa Sangre en tierra seca sobre todos aquellos que sigan a la Divina Voluntad durante la venidera Tribulación. Será un caudal de agua dadora de vida. El que nade en este océano de vida será libre. Aquellos que amen al Hijo, se regocijarán y adorarán la Preciosísima Sangre de su salvación. Que todos los que Me han consagrado sus vidas, aumenten su amor por Mi agonía. Invoquen siempre Mi Preciosa Sangre, y serán protegidos. El enemigo está en el dintel de la puerta de entrada. Recen, recen y velen siempre. Esta hora es peligrosa. Invoquen, invoquen Mi Preciosa Sangre y estarán a salvo. Los amo. Los bendigo”. Inmediatamente, el Santo Cáliz apareció suspendido en el medio de una espada de dos filos. Luz Divina emanaba continuamente de allí.


 

PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

31 de diciembre de 1997 Hora: 10:00 pm

Lugar: Huerto de Getsemaní, Olo

HIJOS, SU ENEMIGO AÚN NO SE HA CANSADO DE USTEDES


Durante nuestra oración de adoración, tuve una visión de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo en la nube. Su Sangre continuamente se derramaba de las Heridas causadas por las espinas en Su Sagrada Cabeza. Mientras lo veía, la nube se estremeció. Nuestro Señor calmadamente levantó Su Cabeza y dijo: “Hijos, escuchen al Buen Pastor y corran por sus vidas. Les digo, la Paz sea con ustedes. Yo soy Jesucristo Agonizante. Los amo a todos. Los bendigo a todos. Qué todos ustedes Mis hijos, que son vencedores, permanezcan en la fe. Pronto alcanzarán la tierra prometida. No habrá más penas, ni tristezas, ni terror, ni persecución. Todas estas dificultades habrán pasado. Mi Preciosa Sangre reinará por siempre. Hijos, su enemigo aún no se ha cansado de ustedes. Él está buscando la oportunidad de quitarles su corona de victoria. Oh, vean como él ha derramado sus frutos sobre el mundo, los hombres se odian. El odio concebirá y dará nacimiento a la división, la división en Mi Santa Iglesia. Muchos, han perdido su primer amor y Me crucifican una y otra vez. Hijos, todos los hombres están sujetos a cambios, pero Mi Palabra no cambiará. Yo suplico junto a ustedes Mis amados hijos, que todos los hombres despierten y se examinen en donde han caído. Qué todos los hombres hagan de esta noche, una oportunidad para la reconciliación. Oh, hagan de esta noche una noche santa. Recen, recen y pidan al Padre que les envíe al Espíritu Santo. El Espíritu dará poder a todo el que le dé la bienvenida. Que todos los cristianos que no rezan, pidan por el Espíritu de poder y de amor, porque los cristianos que no recen sufrirán grandemente y se perderán. 10 Pronto, entrarán en el año del Gran Castigo, el año de la sequedad y de la confusión. El año en el que muchos fieles huirán de Sion. El año de la gran persecución. El año de la herejía e iniquidad en Mi Santa Iglesia y el año de la purificación y gran prueba. ¿Quién sobrevivirá? ¿Quién resistirá hasta el final? Hijos, este año es de gran sufrimiento. Los hombres buscarán refugio en las colinas, en los valles y en los desiertos y no lo encontrarán. Muchos de Mis hijos buscarán mejor vida en diferentes países del mundo. Les digo, habrá terror por todos lados. La reunión de Mis hijos será difícil. Oh, un gran número de Mis hijos abandonará su fe. Hijos, muchas sociedades en Mi Iglesia sufrirán porque ellos hacen Mi Voluntad. Muchos fieles caerán y olvidarán a la nueva Jerusalén. Sólo aquellos que perseveren hasta el final, se salvarán. Oh, hijos Míos, que todos los hombres se consagren a Mi Preciosa Sangre. Ustedes hallarán esperanza. Mi agonía los llenará con poder, Mis Heridas los sanará, Mis Lágrimas los consolará y Mi Preciosa Sangre los salvará. El Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá. Hijos, prometo revelarles mucho acerca de la grandeza de Mi Preciosa Sangre. Este año, vivan una vida santa. Sean hombres de oración y nunca abandonen su fe. El enemigo ha llegado. Estén llenos con el Espíritu de Poder. Sean fieles. La Paz esté con ustedes. Los dejo”. Inmediatamente la visión terminó. Apareció una espada con dos filos. Escuché una voz diciendo: “Esta espada simbolizan la gran Persecución, el derramamiento de sangre. Recen y tengan fe”. +++++++


 

SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

2 de enero de 1998 Hora: 12:00 am

Lugar: Huerto de Getsemaní, Olo

HIJOS MIOS, USTEDES SON PEQUEÑOS CORDEROS QUE VIVEN ENTRE GRANDES LOBOS


Durante mi hora de Getsemaní, tuve una visión de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo coronado de espinas. La Preciosa Sangre de Jesús se mezclaba derramándose de las numerosas heridas por las espinas de la Sagrada Cabeza. Nuestro Señor gentilmente levantó la cabeza y dijo: “Mis hijos, estoy feliz de su esfuerzo en cumplir Mi Querer. Vi como ustedes sufrieron grandemente por Mí causa. Su fidelidad hacia Mí, Me ha complacido mucho. Qué Mi Preciosa Sangre los proteja a todos. Hijos Míos, es suficiente. Los oídos han escuchado Mi mensaje. Los corazones han recibido la advertencia del Cielo. Su esfuerzo y su fidelidad Me complacen. De modo que, el Cielo ha hecho el trabajo por ustedes a través de su pequeño esfuerzo. Les digo, recen mucho por el arrepentimiento. Quiero recibir su adoración así como la planificaron. Hijos, Me gustaría recibir su adoración. Vengan y adoren al Altísimo. Hijos Míos, ustedes son pequeños corderos que viven entre lobos. Les advierto que tengan cuidado, velen y recen siempre, escondan sus vidas de los lobos. Les aconsejo que sean cuidadosos. Les digo, corran por sus vidas. La hora en la que ahora viven es peligrosa. Sean humildes, Mis amados hijos. Hijos Míos, a través de la humildad y la sencillez, el Ejército Rojo será derrotado. Sean humildes, ¡oh! 11 Sean humildes. Acepten todas las penas por Mi causa. Mantengan sus bocas cerradas durante la hora de la violencia y confusión. El Espíritu de la Verdad los dirigirá. Hijos Míos, nunca dejen de hacer su Hora de Getsemaní por alguna circunstancia ordinaria. Tengo mucho que advertirles y revelarles. Cuando ustedes vengan, recen y no Me hagan enojar con su frialdad. Yo les digo, no se duerman en Mi presencia. Corran, corran por sus vidas. Alienten a sus hermanos a ser fieles hasta el final. Un fuerte viento soplará que será tan fuerte que incluso los gigantes árboles verdes se caerán. Imagínense lo que les pasará a los árboles débiles. Recen por sus hermanos y ayúdenles a construir su fe con Mi Palabra y promesas. Amen a quienes los odien. Háganlos sus amigos y pídanle a Dios Su Misericordia sobre ellos. Sean sabios en reconocer cuando viene su enemigo. Los amo a todos. Los bendigo a todos”. Inmediatamente la visión terminó, vi una flecha de guerra rotar continuamente. Mientras la veía, una luz naciente aparecía en el centro de la flecha. Al instante, apareció una espada con dos filos. Yo temblé y me desperté. +++++++

 

TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

8 de enero de 1998 Hora: 11:00 pm

Lugar: Huerto de Getsemaní, Olo

MUCHOS DE MIS VIDENTES Y MÍSTICOS SUFRIRÁN GRANDEMENTE


Durante nuestra oración devocional, tuve una visión de Jesucristo Agonizante colgando de la Cruz en la nube. Su Sangre se derramaba continuamente de las Heridas de Su Sagrado Cuerpo. Al poco tiempo, una nube se sacudió y la primera visión terminó. Luego, apareció la Sagrada Cabeza con el Rostro sangriento. Nuestro Señor calmadamente levantó Su Rostro y dijo: “Hijos Míos, esto lo hice por ustedes. ¿Cómo Me consolarán? (Silencio). Hijos, llega la hora en la que muchos de ustedes Me abandonarán por la ola de este tiempo peligroso. Durante ese tiempo su corazón estará en gran agonía. Ustedes perderán su confianza en esta devoción. El celo por la oración desaparecerá. Muchas almas estarán confundidas. Hijos, construyan su fe en Mi. Háganla fuerte. Invoquen Mi Preciosa Sangre y llénense de poder. Hijos, pronto ustedes encontrarán esta hora en su plenitud. Es la hora en la que te dije que muchos de Mis videntes y místicos sufrirán grandemente. Este tiempo es conocido como la hora de la sequedad, cuando muchos de Mis videntes y místicos buscarán Mi Rostro y sólo verán oscuridad. El mundo entero estará en confusión. Muchos, les digo, muchos fieles caerán; incluso, algunos de Mis videntes abandonarán su fe". (Corto silencio) Entonces yo pregunté: “Señor por favor, ¿me puedes explicar por qué muchas apariciones ahora son consideradas falsas? ¿Son verdaderamente falsas? (Silencio) “Hijos Míos, recen siempre. Sean sencillos y obedientes. Pronto comprenderán por qué. Muchos de los directores espirituales de Mis videntes no entienden la necesidad de editar Mis mensajes. El mensaje Divino es puro pero el corazón del hombre está lleno de iniquidad. Yo les digo, editen todos Mis mensajes. Muchas apariciones sufren y serán cerradas por falta de la debida recopilación de Mis Mensajes. 12 Para las generaciones futuras Mi Palabra no morirá. La profecía debe cumplirse. Ésta es la señal de una verdadera visión. Hijos Míos, propaguen la devoción a Mi Preciosa Sangre por todo el mundo. Denles a conocer Mi promesa. Infórmenles que se consagren a Mi Preciosa Sangre. Yo prometo salvarlos. Los amo a todos. Los bendigo a todos”. Luego, la visión terminó y la gran espada apareció en el espacio. Regresé en mí.


 

PRIMER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

16 de enero de 1998 Hora: 11:00 pm

Lugar: Huerto de Getsemaní, Olo

CUANDO TÚ NO SABÍAS NADA YO TE LLAMÉ Y TÚ ME RESPONDIST


Durante nuestra hora de Getsemaní, tuve una visión de un Cordero parado en la nube sosteniendo una cruz. En corto tiempo, vi una gran multitud de personas con palmas en sus manos. Vinieron de las cuatro esquinas del mundo. Mientras ocurría la visión, una nube bajó y cubrió todo el lugar. La Sagrada Cabeza apareció con la Corona de Espinas y la Preciosa Sangre mezclándose se derramaba. Luego, nuestro Señor dijo: “Hijos Míos, la hora ha llegado en la que revelaré la grandeza de esta devoción. Los ojos verán, los oídos oirán y las lenguas hablarán acerca de la grandeza del Precio de su redención. Hijos Míos, entiendan esta hora y vivan una vida santa. Cumplan Mi humilde llamado de vivir una simple vida monástica. Recen siempre. Nunca, les digo, nunca pierdan la esperanza. Vivan sus vidas en el silencio y hagan continua reparación por los pecados cometidos contra Mi Preciosa Sangre. Editen Mis mensajes ahora antes que la gran hora de la sequedad y confusión llegue. En ese tiempo, a los hombres les parecerá difícil escuchar Mis mensajes. Yo les digo, dediquen sus vidas a la oración ahora que aún hay tiempo. Dediquen tiempo a la oración, dediquen tiempo a la oración, Mis amados hijos”. Cuando no sabías nada, Yo te llamé y tú Me respondiste. Yo te guie por un desierto salvaje hacia la era prometida. Tú fuiste humilde y Me seguiste con fe. Tú Me amaste y obedeciste Mi voz. Ahora, que has crecido, tu amor ha disminuido. Mis palabras no te dicen nada. Y tu fe también ha disminuido. Hijos Míos, ¿Abandonarán su fe? ¿Quieren regresar? ¿Tienen miedo de Mí? Yo sé que tienen miedo del Mar Rojo, de este desierto salvaje y de las grandes montañas. Sean fieles a Mí. Yo soy el Buen Pastor. Pronto ustedes alcanzarán la tierra que mana leche y miel. Yo soy Jesucristo Agonizante. Los amo a todos. Los bendigo a todos”. Inmediatamente la visión terminó mientras aparecían las estrellas. Luego, regresé en mí. +++++++


 

SEGUNDO MENSAJE DE LA TERCERA HORA

18 de junio de 1998 Hora: 9:00 pm

Lugar: Parroquia de San José, Olo

DESPIERTEN HIJOS MÍOS, QUÉ SUS ALMAS DESPIERTEN


En nuestra oración de adoración, repentinamente vi la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo coronado con espinas. Estaba en gran angustia y dolor. La Sangre bañaba Su Rostro. Él calmadamente levantó Su Cabeza y dijo: “Hijos míos, Yo los llamé cuando ustedes no sabían nada. Cuando ustedes eran como un recién nacido, Yo cuidé de ustedes. Los cubrí como la gallina a sus polluelos. Ustedes no fueron heridos, se regocijaron por Mi protección y Me demostraron su pequeño amor. Yo estaba feliz con ustedes e hice que Mi amor se multiplicara en ustedes. Hijos míos, ustedes una vez fueron fervorosos, pero ahora son fríos. En algún momento me mostraron amor, pero ahora ustedes traspasan Mi Corazón con una espada. Ustedes Me consolaron una vez, pero ahora se están burlando de Mí. Estuve desnudo y Me vistieron, pero ustedes, Mis amados, Me han quitado toda Mi ropa a la fuerza. Ustedes son los que diariamente Me exponen a la vergüenza pública. Hijos Míos, hijos Míos, ¿por qué Me están haciendo todas estas cosas? Despierten, hijos míos, dejen que sus almas despierten, esta hora es el cumplimiento de todos los mensajes que los santos y Mi Madre les habían predicho. ¡Despierten, despierten, levántense, levántense, brillen, brillen en la oscuridad! Y nunca dejen que la oscuridad cubra su luz. Cumplan esta devoción. Dejen que todos los hombres adoren Mi Preciosa Sangre y sean salvados. Esta hora es la hora de la iniquidad. Diariamente deben ofrecer mucha oración. Qué todos los hombres conozcan esta devoción y qué todos la practiquen. Dejen que todos los que fueron salvados por Mi Preciosa Sangre conozcan el valor de Mi Preciosa Sangre. A través de Mi Preciosa Sangre ustedes son salvados y serán salvados. Hijos míos: dejen que Mis humildes Sacerdotes conozcan más acerca de esta devoción. Todos ustedes deben hacer grande la devoción del Tercer Viernes. Mis Sacerdotes deberán adorar Mi Preciosa Sangre grandemente en ese día. Deberán ofrecer una Misa en adoración a Mi Sangre. El Santísimo Sacramento deberá ser expuesto. La Coronilla de Mi Sangre deberá ser recitada y las oraciones de consuelo y adoración serán enseñadas a todos los hombres. Ellos deben escuchar Mis Palabras. Todos los hombres harán reparación y cambiarán sus vidas. Mis Sacerdotes deberán predicar con el poder de Mi Preciosa Sangre, y ocurrirán milagros maravillosos. Cualquiera que invoque Mi Preciosa Sangre será salvado. Los amo a todos. Los bendigo a todos”. Repentinamente la visión terminó. +++++++ 14


 

TERCER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

3 de julio de 1998 Hora: 2:00 pm

Lugar: Centro de la Novena, Olo

ENSÉÑENLES A LOS HOMBRES CÓMO ADORAR MI PRECIOSA SANGRE


Al tercer día de nuestra novena de nueve días del mes de julio, tuve una visión de Nuestro Señor Jesucristo colgado en la Cruz. También vi que había un cáliz que recogía Su Preciosísima Sangre debajo de Sus Manos, de Su Sagrado Costado y de Sus Pies. También había numerosas Heridas en Su Sagrado Cuerpo, aparte de Sus principales Llagas. Había continuo derramamiento de la Sangre de Sus Llagas. Su Sagrada Cabeza coronada de espinas derramó Sangre desfigurando Su Santo Rostro. Durante esta hora, Nuestro Señor levantó Su mirada al Cielo en oración. Al poco tiempo, una nube se sacudió y terminó la primera visión. Inmediatamente, vi la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo coronada de espinas. El Santo Rostro aparecía bañado con sangre y Él estaba en gran agonía y penas. A su lado, aparecieron los dos Corazones de Amor: un Corazón coronado con espinas a la derecha, y otro Corazón atravesado con una espada a la izquierda. Mientras derramaba Sangre continuamente, nuestro Señor Me miró con gran pena y en profunda meditación, pero sin pronunciar ni una palabra. Él finalmente rompió el silencio y dijo: “Mis Hijos, les doy a todos la bienvenida en este gran mes de julio dedicado a Mi Preciosa Sangre. Gócense con los Apóstoles Celestiales de Mi Preciosa Sangre en esta peregrinación, los bendigo a todos. Los baño a todos con Mi Sangre. Escuchen, Mis hijos, ha llegado la hora en que los hombres deben reconocer el valor de su redención. Los llamo a ustedes y a todos los hombres, a todos los que Me aman y a todos los que están listos para la evangelización, a llevar a cabo esta devoción y darla a conocer a todos los hombres. Hijos Míos, Yo les digo, ofrezcan su pequeño esfuerzo que Yo haré el resto. Enséñenles a los hombres como alabar y adorar Mi Preciosa Sangre. Enséñenles también cómo consolar a Aquél que los ama. Enseñen esto a todos los que Me están crucificando diariamente con sus pecados. Prontamente les enseñaré las oraciones de reparación y meditación. Prepárense y estén listos para enseñarlo a todos los hombres. Hijo Mío, escucha, te mostré dos visiones para que sean meditadas. Descríbeselas a tu gente y haz las imágenes y los cuadros, y enmárquenlos. Mírenlas y mediten en ellas cuando oren. Ténganlas en sus familias y en los lugares sagrados. Yo prometo llenar con Mi Preciosa Sangre donde quiera que estén estas imágenes. Habrá paz y serenidad en los corazones y en las almas de todos los que Me adoren con estas imágenes. Hijo Mío, Yo realizaré numerosos milagros con estas imágenes. La primera visión es para la adoración de Mi Preciosa Sangre. Escribirás en lo que hiciste solamente: “Preciosa Sangre de Jesucristo, sálvanos a nosotros y al mundo entero”. La segunda visión es Mi Vida Agonizante. Solamente escribirás: “Qué la Preciosísima Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento y Luz del Cielo y de la Tierra nos cubra ahora y nos libere. Agonizantes y Dolorosos Corazones de Jesús y María, sean nuestra salvación”. Yo los llenaré con Mi Espíritu a todos los