PEREGRINACIÓN / REPARACIÓN DE ENERO DEL AÑO B(jueves)


PEREGRINACIÓN / REPARACIÓN DE ENERO DEL AÑO B

PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

8 de julio de 2006 Hora: 3 am

Lugar: Mi Altar de Reparación en Awka

LA AMISTAD CON DIOS EN LA ORACIÓN

En mi oración durante esta hora, tuve una visión de un santo de Dios acompañado por

dos pequeños ángeles. Acercándose el Santo dijo: “Cuán bendecidos son los corazones

que encuentran paz en el seno de Dios. A ellos nunca les faltará la sabiduría y el cuidado

amoroso de Dios. Vengan y busquen el Rostro del Señor. Encontrarlo a Él es encontrar la

paz. Soy tu hermano y apóstol Judas. He venido para enseñarles el sexto paso hacia la

santa unión con Dios, este es: la amistad con Dios en la oración.

La oración es una relación amorosa entre el alma y Dios. Es el descanso del alma en el

seno de Dios. En el nivel de la unión íntima, el alma encuentra paz con Dios en la oración.

No hay conflicto entre el feo querer del hombre y la Santa Voluntad de Dios. De hecho, la

voluntad del hombre está en conformidad con la Voluntad de Dios. El diálogo interior del

alma con Dios satisface las necesidades del alma. En esta etapa, la amistad con Dios es

más fuerte.

Amigos, ustedes pueden lograr este nivel a través de su total compromiso con Dios en la

oración. Ustedes no rezarán como paganos. Sigan el camino de la Paz Dorada que se les

ha enseñado. Amen el silencio y eviten toda forma de distracción en su vida. Traten de

permanecer en paz con Dios a través de su santidad de vida. Muchas veces durante el

día, traten de contemplar al Señor con los ojos del hombre interior. Es decir, contémplenlo

con amor, y siéntanse atraídos por Su amor. No hay nada que compense más que este

acto de amor. Amigos, este es el camino de la paz. La hora de oración es su momento

más provechoso en la vida. Traten de hacer todos sus días momentos de oración. De esta

manera, encontrarán paz y alegría en la Tierra. Ruego para que venzan con oración y

amor. Que Jesús los bendiga mientras los dejo. Adiós”.

Se despidió y desapareció en la nube y apareció Jesucristo Agonizante que

calmadamente dijo: “Ustedes son Mis amigos porque les he dado todo lo que He recibido

del Padre. Dialoguen Conmigo en oración. Encontrarán paz. Los bendigo en el Nombre

del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén”.

+++++++



SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN


9 de julio de 2006 Hora: 3 am

Lugar: Mi Altar de Reparación en Awka

DEVOCIÓN A DIOS EN EL SANTUARIO DE SU ALMA


En mi oración durante esta hora, tuve una visión de nuestra Señora que estaba

acompañada por siete pequeños ángeles. Ella descendió y sutilmente dijo: “Benditas son

las almas que buscan su descanso en Dios. Oh, cuán precioso es ser amigo de Dios.

Acérquense más hijos Míos, y escuchen Mis palabras amorosas para ustedes. Yo soy la

Reina de todos los corazones, la “Rosa Mística”, la Madre de Jesucristo Agonizante.


2

En este día, que es el último día de esta novena, Jesús me pidió que los condujera al

séptimo paso de la santa unión con Dios. Este es el último paso hacia el camino de la

Santa Unión con Dios. Todos los otros mensajes que se les darán, se dirigirán a cómo

podrán alcanzar estos pasos que se les enseñaron. El paso es: La “Devoción a Dios en

el Santuario de su alma”.

Hijos, ¿qué les diré sobre este paso? Permítanme recordarles que su alma es un Pequeño

Cielo, y que su corazón es el Sagrario de Dios. Así como Dios vive en el Cielo, así vive en

los corazones de los justos. Así como Jesús mora en los Sagrarios de la Iglesia, así mora

en el santuario de sus propias almas. Si están en estado de gracia santificante, hijos, no

existe diferencia entre el Dios en el Cielo y Aquél que mora en los corazones puros.

Sepan desde hoy, que ustedes son seres preciosos que los ángeles se detienen para

admirar. Ésta es una de las razones por las cuales Dios les da Su ángel para que los guíe,

ya que ustedes son templo de Dios.

¿Saben ustedes qué sucede cuando lo reciben en la Sagrada Comunión? Los ángeles

que asisten a la Misa y su Ángel Guardián los siguen hasta su asiento y se postran

adorando al Rey de la Gloria que ha entrado en su alma.

Hijos, sonrían y sean felices, ustedes son portadores de Dios. El conocimiento de este

gran favor hecho al hombre, hará que cada hombre esté alerta y entregado a Dios. Vengo

a recordarles esto, a fin de motivarlos en acoger esta hermosa devoción: La devoción a

Jesús en el santuario de su propia alma. Este es el mayor objetivo, el cual, todo corazón

anhela y se esfuerza por lograr a pesar de su debilidad humana. Hijos, nada saciará la

sed de su alma, más que Jesús. Denle dinero a esta alma, y seguirá muerta de hambre.

Denle comida y entretenimiento y todavía la seguirán matando de hambre. Denle

sensualidad y placeres, y se morirá de inanición. Sólo Jesús puede satisfacer el hambre

de cada corazón. Sus almas no encontrarán descanso en ningún lado hasta que descanse

en el Señor, su Dios.

Vuélvanse a Jesús en el santuario de su alma. Hijos, les digo, visítenlo. Miren, Él está

solitario en sus almas, mientras que ustedes están ocupados con las cosas materiales y

pasajeras de este mundo. Les ruego que se detengan y piensen en Él, que está en

ustedes. ¿Por qué lo tratan como si fuera un extraño? ¿Por qué lo abandonan como si

fuera un enemigo? ¿Los ha ofendido? Él es su amigo. Él viene del Cielo. Él es su

Salvador y su Dios. Él es el Rey de sus almas.

Hijos, sepan esto, si ustedes descuidan este deber de permanecer con Él en el santuario

de su alma, nadie más lo hará por ustedes. Es su único deber. Háganse un plan personal

para relacionarse con Aquél que aman. Dos amigos no se relacionan de la misma manera

entre ellos. Así, ustedes deben tener una manera personal de relacionarse con Aquél a

quién más ama su corazón. Que la oración del Sello los guíe. Me alegraré de ver que

todos los corazones responden a este llamado. Yo ayudaré a todos los que se animen a

hacerlo. Hijos, esto es todo lo que tenía que decirles. El Espíritu Santo completará el resto

a su debido tiempo. Todo el que busca encontrará. Ruego a Jesús que los bendiga. ¡Feliz

día! Bernabé, sonríe, que tu sonrisa la tendré en Mi corazón”.

Entonces dije: “Madre, me duele mi incapacidad de amar y de sobreponerme a mis

imperfecciones. He rezado por años, y todavía sigo cayendo una y otra vez. Dile a Jesús

que me ayude y me sane”.

Nuestra Señora dijo: “¿Es por eso que estás deprimido? No te preocupes. Jesús te

ayudará. Él te sanará. Pero no prives a Jesús del gran honor y consuelo que Él recibe en


3

ti cuando te das cuenta de tu falta y resuelves evitarla sin deprimirte. No pierdas la

esperanza. Lucha y aumenta tu devoción a Él. Él permite esta espina en ti para

preservarte del orgullo. Aférrate a Él a pesar de tus fallas. Cuando Él vea que estás

suficientemente humillado para salvarte, y viendo el celo ardiente de amor en ti, Él te

ayudará y te salvará, Bernabé. ¿Estás feliz ahora?

Yo respondí: “Sí Madre, pero ¿por qué Jesús prefiere herir con espinas los corazones que

lo aman?”

Ella respondió: “Él utiliza la punta de las espinas para imprimir la marca del amor

verdadero en esos corazones. ¿Estás contento ahora, Bernabé?

Yo contesté: “Sí, lo estoy.”

Ella dijo: “¿Puedes sonreír ahora?”

Yo sonreí y dije: “Puedo, Madre”.

Entonces dijo: “Permanece en la paz del Cielo. Adiós”. Ella se despidió y desapareció en

la nube. Luego, apareció Jesucristo Agonizante y dijo: “Yo estoy totalmente solo en el

santuario de sus almas. Ustedes están ocupados con el mundo. No les importa Mi

Presencia en ustedes. Vuélvanse a Mí, y Yo Me volveré a ustedes. Yo los bendigo en el

Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén”.

Inmediatamente la visión terminó.


+++++++



TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

13 de julio de 2006 Hora: 3 am

Lugar: Mi Altar de Reparación en Awka


HAGAN ESTE LLAMADO UNA REALIDAD A TRAVÉS DE SU DEVOCIÓN A LA


SANTA EUCARISTÍA

En mi oración durante esta hora, tuve una visión de nuestra Señora que estaba

acompañada de siete pequeños ángeles. Ella se me acercó y silenciosamente me dijo:

“La paz del Cielo esté con ustedes. Yo soy la Reina del Cielo, la Madre de Jesucristo

Agonizante. Vengo a pedirles que hagan del llamado a esta santa unión con Dios una

realidad a través de la Eucaristía. En la Eucaristía, Mi Hijo viene en persona y habita en

ustedes. Recuerden Sus palabras para ustedes: “Tomad y comed, esto es Mi Cuerpo.

Tomad y bebed, esta es Mi Sangre...” Verdaderamente, Su presencia es real en el

Sacramento de la Sagrada Eucaristía. Hijos, anhelen recibirlo en la Sagrada Comunión.

Hagan frecuentes reparaciones para darle la bienvenida a su casa. Vayan a Misa

diariamente, y acerquen a Jesús más a ustedes. El mundo no tiene un don mayor que la

Santa Misa. Y no esperen que haya otro don más grande que la Santa Misa. La razón es

que Dios está ofreciendo en sacrificio a Su único Hijo en la Misa, para llevar a cabo esta

santa unión. La Sangre del Cordero se vierte para sellar la Alianza Eterna con el mundo.

Hijos, es una Alianza de Amor. Es por esto que Él les da Su Cuerpo y Su Sangre, para

que coman y tengan vida eterna. La Eucaristía es la vida del alma. Trae alegría al corazón

y fortaleza a la mente. En este camino lleno de dificultades y dolor, Jesús en la Sagrada

Eucaristía es la paz de sus almas. Encuéntrense con Él en la Misa y renueven su unión

con Él. Este sencillo llamado es muy grande si ustedes conocen su valor, y asisten a Misa

con devoción. Permanezcan en la paz del Cielo. Adiós”.

61 views0 comments

follow US

Email

info@themostpreciousblood.org

1(800) 748-1047,  3028972036

7134439465

Subscribe

Subscribe To Our Mailing List

(C) 2020 by  Apostolate of The Most Precious Blood of Jesus Christ , Houston Texas, USA.| Powered by