PEREGRINACION / REPARACION DE FEBRERO DEL AÑO B.TEMA:


PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDALECCION

4 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


EL LLANTO DE LOS BEBES NO NACIDOS HIERE LAS LLAGAS


MISTICAS DE MI SAGRADO CORAZON.


Durante nuestra novena de oración con Misa y adoración, vi en una nube a nuestro

Señor Crucificado. La Sangre fluía de las numerosas heridas de Su Sagrado Cuerpo.

En la nube había también gran cantidad de niños pequeños. Ellos rezaban al

Agonizante Jesucristo en la Cruz que les salvara. Ellos decían: “Oh Misericordioso

Padre, sálvanos por Tu Preciosa Sangre. Que venga pronto el tiempo en que Tú

pagues al mundo”. Mientras rezábamos, la Preciosa Sangre y Agua brotaron del

Sagrado Costado de nuestro Señor Jesucristo para cubrirlos. Ellos se alegraban y

alababan al Dios Vivo. Inmediatamente esta visión terminó y la nube fue sacudida. El

Santo Rostro apareció y dijo: “Hijos míos, la ira del Padre Eterno está creciendo. Su

ira crece por los pecados del mundo. El mundo está lleno de pecado. El adulterio y la

fornicación rigen al mundo. Los hombres aman a las criaturas y rechazan al Creador.

Ellos pecan y blasfeman contra el Dios Vivo. Mi muerte en la cruz no tiene valor para

ellos.

Hijo mío, ves cuán numerosos son los niños no nacidos que fueron abortados por el

mundo. Hijos Míos, son muchos, son muchos, sus llantos turban al Cielo e incrementan

la ira de Mi Padre. Hijos Míos, su sangre hiere Mi Sagrado Corazón. Su llanto hiere

las Heridas Místicas de Mi Sagrado Corazón. Adviertan a Mi pueblo, Mis amados

hijos, que dejen de pecar. Pueblo Mío, ámenme y dejen de pecar. No pequen más.

Paren la fornicación, Yo les digo, dejen, jóvenes Míos, de fornicar. ¡Cuánto los amo!

¿Cómo podrán saber que los amo? Consuélenme por medio de sus vidas santas.

Hijos míos, la hora es muy corta para salvar almas. Díganle a Mi pueblo que se

reconcilie con su Dios. Díganle que regresen a Mí y busquen el Reino de su Dios. La

hora del Castigo venidero se está acercando. Muchas almas estarán perdidas para

siempre. Muchas almas fieles se debilitarán en ese tiempo, los hombres hallarán muy

difícil cambiar sus vidas. Habrá confusión en muchas almas.

Hijos míos, les he dicho esto antes y se los estoy recordando ahora que la destrucción

que viene empezará en cada familia que ha vertido la sangre de almas inocentes.

Dejen que todos los hombres invoquen Mi Preciosa Sangre y sean salvados. Bauticen

a los no nacidos con el poder de Mi Preciosa Sangre.

Hijos míos, el Inmaculado Corazón de Mi Madre los protegerá y Mi Preciosa Sangre

los salvará. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó. Los niños pequeños alabaron al Dios Vivo en la

nube por un tiempo y desaparecieron. Entonces, volví en mí.


***



FEBRERO-2015


SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION

5 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


CORRAN POR SUS VIDAS PARA QUE USTEDES NO SUFRAN LA


PURIFICACION DESPUES DE SU MUERTE.


En nuestra novena con Misa, tuve la visión de un lago de fuego y mucha gente que

estaba dentro de él. Gritaban con profundo dolor mientras el fuego les quemaba. En

poco tiempo, la nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció Jesucristo

Agonizante en la Cruz. La Sangre brotaba de todas sus Santas Heridas especialmente

de las cinco Llagas.

Inmediatamente todas estas personas lo miraron, se pusieron de pie y gritaron con voz

alta diciendo: “¡Señor! ¡Ten misericordia de nosotros! ¡Sé misericordioso con

nosotros! Que Tu Preciosa Sangre nos salve”. Mientras oraban vi a un Ángel de Dios

bajar del Cielo, los sacó del hoyo y volaron con el ángel hacia la nube.

En la nube, se sentaron con las huestes de ángeles y comieron y bebieron el Cuerpo y la

Sangre del Cordero sin mancha. En poco tiempo la nube cubrió todo el lugar.

Entonces, el Santo Rostro apareció y dijo: “Mis amados hijos, sigan el camino desértico

hacia la Nueva Jerusalén. Acepten todos los sufrimientos como su cruz. Acéptenlos con

alegría. Carguen su propia cruz y síganme. Levántense mientras caen. Sean fuertes y

perseveren hasta el final. Hijos Míos, muchas personas se pierden para siempre por el

pecado de la carne. Muchas almas sufren terrible purificación por las pasiones de la

carne. Mi pueblo ama la riqueza perecedera de este mundo. Adoran el dinero y

pierden sus almas para siempre. Hijos Míos, muchas almas se dirigen hacia la

perdición. Ellas van hacia la perdición por las riquezas temporales de este mundo.

Les ruego a todos con amor, oh Mis amados hijos, sigan el camino desértico. Enseñen

a otros en cómo aceptar sus cruces. Vivan una vida monástica. Oren por las almas del

purgatorio que están bajo el fuego de la purificación. Oren por ellas, por medio del

poder de Mi Preciosa Sangre, prometo salvarlas. Hijos Míos, corran por sus vidas

para que no sufran la purificación después de la muerte.

Hijos Míos, oren para que entiendan las revelaciones que vienen. Los amo a todos, los

bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó. La Preciosa Sangre de la Sagrada Cabeza cayó sobre

mi cabeza y volví en mí. Todas las palabras permanecieron en mi memoria.


***


TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION

6 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

PREPARENSE CON AMOR SANTO.


Durante nuestra novena de oración con Misa, vi al Santo Rostro de Jesús en la nube. La

Sagrada Cabeza estaba coronada de espinas y la Sangre brotaba constantemente. Nos

miró penosamente y dijo: “Hijos míos, escuchen esta palabra Mía y guárdenla en sus

corazones. Yo soy Jesucristo Agonizante que los ama a todos.

Hijos Míos, la tribulación que viene es terrible y aterradora. Oren mucho, les digo,

oren mucho, oren con más intensidad, oren que la hora que viene no comience durante

el período de lluvias porque no habrá ningún calor natural si viene en período de

lluvias. Hijos Míos, oren siempre ahora. Ofrezcan todas sus oraciones por la salvación

de los hombres. ¡Cuán terrible será lo que ella sufrirá! La mujer dando a luz. La hora

que viene es tan terrible y tenebrosa. ¿Quién la sobrevivirá?

Mis amados hijos, oren para que ésta hora sea corta, prepárense con amor santo.

Muéstrense misericordiosos con la gente y predíquenles Mis palabras. Vivan una vida

completamente santa e informen a otros para que cambien sus vidas. Revístanse con

humildad, porque su humildad les ayudará en esta gran batalla.

Hijos Míos, muchos se perderán para siempre, muchos se perderán para siempre.

¿Dónde están los pocos que aún estoy buscando? Si los hombres escucharan, dejen

que escuchen Mis palabras y recen. Recen y hagan adoración constante. Escuchen la

Santa Misa, Mis amados hijos. Escuchen la Santa Misa ahora. El tiempo llega cuando

los hombres buscarán una Santa Misa tan digna como la que ahora escuchan y no la

encontrarán. Nunca dejen que pase un día sin recibir la Santa Comunión. Beban Mi

Preciosa Sangre y sean llenados con poder. Mañana les enseñaré una oración por

medio de Mi Ángel, una oración de amor y misericordia.

Hijos míos, ustedes escucharán lo que dirán muchos y su fe se debilitará.

Felices aquellos que habitan en Mi Preciosa Sangre, el Castigo que viene no les

afectará. Recen para que sean capaces de completar esta novena. Recuerden Mis

advertencias y guárdenlas.

Estoy feliz con su celo y amor. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó y vi lo que será el gran día de la destrucción.

Entonces me estremecí y desperté.


***


PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

7 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


LA GUERRA EN EL ESPIRITU AUMENTA, UNANSE A LA BATALLA.

En nuestra novena de oración con Misa, vi en visión a Jesucristo Agonizante colgando

en la Cruz en una montaña. Su Preciosa Sangre brotaba de todas Sus heridas. Nuestro

Señor lloraba amargamente. De la misma manera, un ángel apareció y se arrodilló

postrado frente al Crucifijo. Él cantó una canción de adoración a la Preciosísima

Sangre:

“¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! a Ti, Oh Poderosa Arma.

¡Adoración! ¡Adoración! ¡Adoración! a Tu Sangre Preciosa.

Luego, continuó:

“Misericordioso Agonizante Jesucristo, derrama Tu Sangre Preciosa sobre nuestras

almas. Sacia nuestra sed y vence a nuestros enemigos. Amén.

Sangre Poderosa de Salvación, combate al enemigo.” (3 veces).

Después de esta oración el ángel dijo: “Hijo de hombre, di estas oraciones siempre.

Rézala para pedir protección. Nuestro Señor salvará a través de Su Preciosa Sangre.


Adora la Preciosa Sangre y deja que otros se unan a ti. Reza y nunca te rindas. Los

amo.”

Inmediatamente que él se fue, Sangre brotó de las Heridas sobre mí. Luego, bajo una

nube que cubrió toda la montaña. El Santo Rostro apareció y dijo: “Hijos míos,

escuchen y entiendan estas palabras. Hijos, la batalla espiritual se está incrementando.

Hay una gran guerra en el espíritu ahora. El enemigo ha capturado muchas naciones y

las está gobernando. Su país está entre ellas.

Hijos, hay muchos agentes del espíritu maligno que están en el mundo ahora. Ellos

salieron del océano hace algunos años. Muchos de ellos han construido fábricas y han

producido bienes. Muchos abrieron iglesias y muchos viven entre los hombres en

escuelas y en las grandes ciudades. Ellos engañan a Mi pueblo. Hijos, ahora que la

hora está cerca, ellos no duermen porque saben que su hora es muy corta. Recen más

fuertemente ahora que el hombre malvado no ha comenzado su trabajo. El anticristo

está en la Iglesia. Él gobernará Mi Iglesia. Recen para que ustedes no sean

engañados.

Hijos Míos, conozcan esto ahora, que cuando el hombre malvado prohíba la Santa

Misa, sepan que es la hora de la última pelea. Esta hora es el período más horrible.

Esta hora precede a los tres días de oscuridad. En la segunda noche de los Tres Días

de Oscuridad, Mis ángeles derrotarán al enemigo por medio del poder de Mi Preciosa

Sangre.

Dejen que todos los hombres invoquen Mi Preciosa Sangre y sean salvados. Hagan

continua reparación por todos los pecados que los hombres cometen contra Mí. Sean

cuidadosos, hijos, la guerra espiritual se incrementa. Únanse a la batalla y venzan.

Ámenme y salven sus almas. Los bendigo.”

Inmediatamente la visión terminó. Vi al dragón rojo en el abismo, éste se abrió en

frente del Crucifijo. De la Sagrada Cabeza brotó Sangre que caía sobre el Dragón y lo

atormentaba.


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

8 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


MUCHOS DE MIS HIJOS NO PRESTAN ATENCION A MIS ADVERTENCIAS


NI REVELACIONES.


En nuestra novena de oración con Misa y adoración, tuve una visión de nuestro Señor

sosteniendo en Su Mano derecha Su Sagrado Corazón coronado de espinas. A un lado

del Corazón había una herida de la cual brotaban Sangre y Agua constantemente, de Él

salían rayos divinos mientras descendía de una Montaña. Al poco tiempo, una nube

bajó y cubrió todo el lugar. Inmediatamente dijo: “Hijos Míos, las heridas de Mi

Sagrado Corazón Me están doliendo mucho por los pecados del mundo, por las almas

que se perderán para siempre y por Mis hijos que sufrirán el Gran Castigo. Muchos de

Mis hijos no prestan atención a Mis advertencias ni revelaciones. Ellos continúan

pecando y blasfemando contra Mi Santo Nombre día y noche. Sólo

Hijos míos, oren por los pecadores obstinados: Ofrezcan sus sacrificios diarios por

ellos. Por medio del poder de Mi Preciosa Sangre, prometo permitir que una gota de

Mi Preciosa Sangre caiga sobre cada corazón que necesita conversión. A través de Mi

Preciosa Sangre los corazones endurecidos serán suavizados y se convertirán. Hijos

Míos, oren por ellos. Tengan fe en Mí, dejen que su fe crezca. Construyan su fe en Mí.

Una gran tentación se acerca. Hijos, la tentación es grande. ¿Quién la sobrevivirá?

Muchos derramarán su sangre.

Hijos, fortalezcan su fe. Está llegando el tiempo cuando numerosos niños serán

asesinados. Se los he dicho antes y se los estoy repitiendo, el enemigo está

produciendo una pastilla destructiva. Cualquier persona que tome estas tabletas

morirá un día específico. Ellos hacen esto para reducir la población del mundo y así la

Bestia pueda gobernarlos. Hijos, ellos la darán gratuitamente a todos los hombres. Mi

Espíritu les dejará conocerla cuando escuchen sobre ella o cuando la vean. Les digo,

recen mucho hijos Míos. Sean fieles. Estoy colocando Mi Sello con Mi Preciosa

Sangre en el corazón de los creyentes. Ellos crecerán en fe y vencerán al Dragón Rojo.

Ámenme y séanme fieles. Mañana, les bendeciré con el poder de la Trinidad y les daré

la última revelación de esta novena. Vengan con fe, no se duerman. Los bendigo a

todos.”

Inmediatamente la visión terminó y el Sagrado Corazón permaneció por un tiempo y se

desvaneció.


***


TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA

9 de julio de 1997 Hora: 9.05 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


IMPORTANTES ADVERTENCIAS Y AMONESTACIONES.


En este último día de nuestra novena de nueve días, tuve una visión de la Corona de

Espinas en la nube. La corona se movió alrededor de la nube hasta que se sacudió. La

Sagrada Cabeza con la Corona de Espinas apareció. La Sangre manaba de todas las

heridas de las espinas en la Sagrada Cabeza. Él levantó Su Rostro suavemente y dijo:

“Hijos Míos, hoy es el último día de esta primera novena y este es el gran mes que el

Cielo dedicó a Mi Preciosa Sangre. Hoy les recordaré sobre todas las revelaciones

anteriores. Sean cuidadosos, vigilen y oren.

Hijos, les dije que muchos de Mis Cardenales se casarían. Les dije que uno de ellos se

casó con una reina malvada. La reina con su poder demoníaco ha ganado al

Cardenal. Hijos Míos, el Cardenal poseído luchará para gobernar Mi Iglesia.

Hijos, durante ese tiempo, la Misa será prohibida. Si la Santa Misa no fuera

prohibida, la gran oscuridad no vendría porque la Santa Misa tiene todo el poder

para detener el Gran Castigo. Pero el Cielo lo ha decretado, prepárense para la

venidera Tribulación.

Hijos, el gobierno subterráneo está listo para dirigir con su autoridad. Habrá un único

gobierno mundial, una única moneda y todo el mundo será computarizado. Habrá un

número de computadora sobre cada artículo, compañías y colegios. El mundo será

numerado con la marca de la Bestia, el 666, que ya está en el mundo subterráneo

ahora. Hijos Míos, nunca reciban la Marca. Quien la reciba se perderá para siempre.

Escuchen, escuchen, estén listos para ofrecer sus vidas. Hijos, Yo derramé Mi

Sangre y debe derramarse la sangre de los mártires antes que la bestia sea vencida.

Hijos, regocíjense en su fe. Mis ángeles llevarán sus cuerpos y almas al Cielo de todos

los que ofrezcan sus vidas por Mi causa. Después de esta gran Persecución, aparecerá

una gran Cruz Roja en el firmamento y la luna se oscurecerá. El signo en el Cielo

representará Mi Preciosa Sangre y la sangre de los mártires. La Sangre de los niños

inocentes oscurecerá la luna. Hijos míos, les dije que habrá una muerte masiva de

niños que serán asesinados. Oren y nunca se rindan. Esta futura persecución es terrible

y atemorizante. Yo prometo salvarlos. Aún en la gran ira del Padre Eterno Mi Sangre

Preciosa los salvará.

Hijos, alégrense porque la estrella más brillante ha aparecido en la nube. Esta

estrella es la más brillante entre todas. El Arca de la Alianza y la Columna de Nube,

que conducirá a Mi Pueblo a la Nueva Era. La estrella es el Inmaculado Corazón de

Mi Madre. Miren y la verán cada atardecer en la nube. Ella da alegría a Sus hijos

que están consagrados a Ella. Prepárense y consagren sus vidas a Ella. Mi Madre

protegerá a Sus hijos. Digan siempre su Rosario y vivan una vida santa.

Hijos míos, denle esta Coronilla a Mis dos videntes. Enséñenles esta oración. A ellos

les digo, récenla siempre. El enemigo atacará primero a Mis videntes en el mundo

entero. Ellos sufrirán. No teman hijos Míos. Yo prometo salvarlos a través del poder

de Mi Preciosa Sangre.

Hijos Míos, dejen que los hombres honren Mi Preciosa Sangre. Todo el que invoque Mi

Sangre será salvado. Que las familias recen la Coronilla de Mi Preciosa Sangre. Las

salvaré en esta terrible hora.

Hijos míos, recen esta coronilla por los pecadores. Recen con ella por los pecadores

obstinados. Permitiré que Mi Sangre caiga en sus corazones antes que el gran día

llegue. Ellos obtendrán verdadera contrición de sus pecados. Recen por los

pecadores, recen por los que no son católicos. Recen que todos sean uno. Mi Padre

responderá a sus oraciones a través de Mi Preciosa Sangre. Enviaré un gran signo en

el Cielo y todos los hombres lo verán y regresarán a un solo rebaño. Ellos Me

adorarán y adorarán a Mi Preciosa Sangre.

Hijos míos, Yo no haré grandes milagros ahora porque la Iglesia no lo ha aprobado.

Pero Yo responderé a sus peticiones de acuerdo a la Divina Voluntad.

Prepárense para la novena de tres días. Estén listos para recibir a Mi Madre.”

Inmediatamente la Santísima Trinidad apareció en la nube. El Espíritu Santo destelló

una luz divina sobre nosotros y el Padre y el Hijo nos bendijeron diciendo: “Yo los

bendigo a todos”.


***



PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

10 de julio de 1997 Hora: 9.15 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


PREPARENSE BIEN POR EL FUTURO DE ESTA DEVOCION.


Durante nuestra oración ordinaria, vi en una visión al Santo Rostro en la nube, que dijo:

“Hijos Míos, el Cielo se regocija. El Cielo está muy contento con su adoración durante

la primera novena. Su adoración Me complació. La paz esté con todos ustedes.

Prepárense bien por el futuro de esta devoción. No teman en dar estas oraciones a

todos los que participan enteramente en estas novenas. Enséñenles todas las

jaculatorias y dejen que su fe crezca por medio de sus esfuerzos.

Hijos, he pasado por alto sus debilidades pasadas. Estaré feliz si terminan esta

devoción con celo. Recuerden Mi orden, acojan a Mis hijos que estén deseando

mostrarme su amor. Les digo, acojan sólo los que están deseando velar y rezar. Por

favor, hijos Míos, no escojan a los Judas. No admitan lobos en el pacífico rebaño.

Espero por sus amorosos sacrificios. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó. Escuché cantos de ángeles por un tiempo y luego

regresé en mí.


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

13 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


CONOZCAN HOY QUE LA COMPUTADORA SUBTERRANEA ESTA YA EN


EL MUNDO FISICO.


En el primer día de la novena de tres días en este mes de julio, tuve una visión de

nuestra Señora bajando de la nube. Vestía un velo blanco, sostenía un Crucifijo en su

mano izquierda y flores en su mano derecha. Tenía el Rosario de un lado. Mientras

bajaba, cantaba una canción hasta que estuvo cerca y dijo: “Hijos Míos, hoy he venido a

ayudarles y mostrarles toda la amorosa ternura de Mi gracia maternal. Alégrense y

regocíjense con el Cielo en esta adoración. Yo soy la Madre de Jesucristo, y vengo a

ustedes para que amen a Mi Hijo y lo consuelen en Su Agonía. Las Heridas Mística del

Sacratísimo Corazón de Mi Hijo causadas por los pecados del mundo, lo están

haciendo sufrir mucho. Muchos son los pecados del mundo. Los hombres no quieren

prestar atención a las advertencias del Cielo. Sus pecados aumentan diariamente.

Recen siempre, recen por los pecadores, recen para que muchos cambien sus vidas.

Hijos Míos, les he dicho esto antes, y se los estoy repitiendo a ustedes y al mundo,

recen: “Oh, Preciosísima Sangre de Jesucristo, Sana las heridas en el Sacratísimo

Corazón”. Les digo, muchas heridas serán sanadas.

Por los pecados del mundo digan: Sangre Preciosa de Jesucristo, sálvanos a nosotros

y al mundo entero”. Les aseguro que muchos serán salvados y los pecadores

comenzarán a arrepentirse.

Hijos Míos, les estoy dando Mis últimas advertencias acerca del Castigo venidero.

Sepan hoy que el Cielo ha decretado esta gran Purificación. Ellos dicen, Padre, sólo la

Purificación traerá la Nueva Jerusalén al mundo. Solo la Purificación refinará al

mundo. Hijos, no pidan que no venga el Castigo. Les digo, no recen porque la Santa

Misa no sea prohibida por un tiempo; pues de lo contrario, no vendría la gran

oscuridad.

Conozcan hoy que la computadora subterránea ya está en el mundo físico. Muy

pronto ustedes oirán acerca de esto. Esta computadora tiene el poder de

computarizar el mundo entero. La hora del demonio se está acercando rápidamente.

El gran día de la oscuridad está llegando. El gran día de la persecución está llegando.

Las Escrituras lo han predicho. Lean a Daniel capítulo 8. Antes del día terrible, el

Santo Sacrificio será prohibido. Recen y enseñen a otros cómo rezar. Recen para que

muchas almas sean salvadas. Muéstrense amor santo unos a otros. Acepten todos los

sufrimientos de cada día. Sean fuertes en su fe para acoger la persecución que viene.

Hijos míos, ¿están listos para ofrecer sus vidas por amor de Dios? Les digo ¿están

listos para sufrir el martirio? Muchos perderán su fe y adorarán al hombre malvado.

El que adore al hombre malvado se condenará para siempre. Yo soy la estrella más

brillante en la nube. Mi Corazón Inmaculado iluminará a Mis hijos. Protegeré a todos

los que se consagren a Mí, a todos los que vivan una vida santa. Díganle al mundo que

la Preciosa Sangre salvará a todos los que la invoquen. A través de la Preciosa Sangre

muchas almas serán salvadas. Honren y adoren la Preciosa Sangre de Mi Hijo y Señor

Jesucristo.

Hijos míos, tengan un Crucifijo el interior de sus puertas. Recen con el Crucifijo

siempre. Vivan con Él. A través de esta señal, ustedes vencerán. Estoy cerca para

ayudarles. Permanezcan en la paz del Cielo. Les bendigo a todos.”

Inmediatamente esta visión terminó y vi numerosas estrellas en la nube. Luego volví en

mí.


***


TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA

14 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


LA GRAN BATALLA YA SE ESTA LIBRANDO EN EL ESPIRITU.

En el segundo día de esta novena de tres días, vi a San Miguel Arcángel con sus

Ejércitos Celestiales marchando y cantando una gran canción de guerra. Todos

sostenían espadas mientras que San Miguel sostenía un Cáliz lleno de la Preciosa

Sangre. Mientras marchaban y cantaban, una nube bajó y cubrió todo el lugar.

Inmediatamente, apareció la Santa Cruz con nuestro Señor. Su Sangre brotaba

continuamente de Sus Llagas. Al mismo tiempo, el Arcángel San Miguel con dos

pequeños querubines aparecieron. San Miguel aún sostenía el Cáliz. Se postraron y

adoraron a Jesucristo Agonizante en la Cruz.

Después de un tiempo San Miguel se aproximó y dijo: “Hijo de hombre, recibe el

Sagrado Cuerpo y Sangre de Jesucristo”.

Inmediatamente lo recibí. Entonces, vi una gran cantidad de personas que venían a la

montaña desde tierras lejanas para recibir el Sagrado Cuerpo y la Sangre de Jesucristo.

Después de un tiempo la nube se sacudió, San Miguel apareció sosteniendo una espada

y dijo: “Hijos de Dios, escuchen la voz del Cielo y salven sus vidas. Soy Miguel, el

Arcángel, Jefe Comandante de los Ejércitos Celestiales. Vengo a enseñarles y a

advertirles. Que la Preciosa Sangre de Jesucristo los cubra a todos.

Hijos de Dios, la batalla espiritual está en marcha. El enemigo no duerme. Él está

peleando para ganar muchas almas. Él ha enviado a toda su hueste al campo de

batalla, porque sabe que le queda poco tiempo.

Hijos de Dios, esta es la gran hora de la sequedad, la hora del malvado. Hijos de

Dios, el demonio gobierna esta hora. ¿Quién la sobrevivirá?

Los espíritus malvados han causado una batalla en la Santa Iglesia, en las familias, en

las escuelas y en las empresas. Cardenales luchan contra Cardenales, Obispos contra

Obispos. La guerra espiritual se incrementa. Ellos han causado tibieza espiritual en

muchas almas. Ellos han manipulado a muchos corazones al punto de que ya no

pueden rezar a su Dios Vivo. Ellos han vertido el espíritu de la mentira y del orgullo

sobre el pueblo de Dios. Los demonios introdujeron la lujuria en muchos corazones.

Hijos de Dios, el demonio, Satanas y sus agentes, no pueden descansar hasta que

hayan ganado a todos los hombres. Esta lujuria da lugar a la fornicación y al

adulterio. Miren, hay muchos bebes inocentes no nacidos en la nube. Su número

aumenta a cada minuto en cada hora.

El enemigo ha tomado ventaja sobre muchas almas. Muchas almas están poseídas.

Ellos adoran al espíritu malvado y atacan a los hijos de Dios.

Hijos de Dios, ¡la batalla está en marcha! Los espíritus atmosféricos están luchando

contra ustedes, los espíritus hidrosféricos están luchando contra ustedes y los espíritus

biosféricos están luchando contra ustedes. Sus agentes físicos están luchando contra

ustedes. ¿Quién en realidad ganará la batalla? Muchas almas morirán en pena. La fe

de muchos se debilitará. Escuchen, el enemigo ha conquistado el universo. Ellos están

en la cúspide de los gobiernos. Están entrando. ¡Miren! Se están sentando. Ellos se

están sentando en los tronos de los gobiernos. ¿Quién sobrevivirá esta hora terrible del

demonio? Hijos de Dios, esperen la persecución venidera con fe, pero estén alegres

porque la Sangre de Jesucristo ha vencido al demonio. Por medio de la Preciosa

Sangre venceremos al enemigo nuevamente. Clamen a la Preciosa Sangre todos los

que están espiritualmente dormidos. La Sangre del Cordero Sin Mancha los

despertará. Adoren la Preciosísima Sangre todos los que están siendo manipulados

por el enemigo, ustedes serán salvados.

Hijos de Dios, dejen que todos los hombres consuelen y adoren la Preciosísima Sangre

por medio de esta oración. Que todas las familias se consagren a la Preciosísima

Sangre de Jesucristo. Nuestro Señor salvará a través de ella. Nuestro enemigo será

derrotado otra vez y vencido para siempre. Esta adoración es grande. Cualquiera que

constantemente consuele y adore a nuestro Señor con esta oración no se perderá. Su

linaje será convertido. Los ejércitos celestiales pelearán por él y se unirá al Ejército

Celestial después de su muerte.

Recen mucho ahora. El tiempo se acerca en que todas las almas estarán confundidas y

encontrarán muy difícil rezar. En ese tiempo los Oídos Divinos estarán lejos.

Hijos, manténganse firmes su fe. Sean sabios, el enemigo los tentará y muchos caerán.

La última novena será fuerte, muy pocos la completarán. El Padre no permitirá que

ninguno incumpla Su orden. Felicidad y paz recibirá a aquel que complete y haga bien

la devoción de este gran mes. El Padre le bendecirá.

Amen y obedezcan a la Iglesia. Yo pelearé por ustedes.”


***



PRIMER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

15 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


RECEN POR LOS DEMAS PARA QUE PUEDAN PREPARARSE.

En el último día de nuestra novena de tres días nuestra Señora apareció en una visión

sosteniendo una palma en su mano y dijo: “La paz del Cielo esté con todos ustedes. Su

adoración complace al Cielo. Yo soy la Madre de Jesucristo Agonizante. Hoy es el

último día de la novena de tres días. El Cielo está feliz porque sus oraciones

confundieron a muchos reinos de los espíritus malignos. Su esfuerzo complace a la

Trinidad.

Hijos Míos, ustedes están por entrar a la hora de la gran Peregrinación. Recen para

que puedan completar la novena. Recen mucho por las otras personas que se unirán.

Recen que ellos puedan unirse y cumplir con esta gran hora de oración. El enemigo los

atacará a todos. Muchos llegarán tarde y Mi Hijo los regresará. Algunos se dormirán

por lo que les impedirá que vuelvan a unirse a la adoración. La fe de muchos se

debilitará por su ignorancia y ceguera espiritual. Las familias atacarán a sus hijos

grandemente. Muchas personas pelearán contra esta devoción.

Hijos Míos, recen mucho, recen mucho para que nada pueda obstaculizarlos. Algunos

estarán enfermos y no tendrán la fuerza para unirse. Aún la muerte impedirá a otros.

Felicidad y gozo acompañarán a los que devotamente hagan bien la devoción. El

Castigo venidero no los vencerá. Recuerden, Hijos Míos, que después de este gran mes

ningún poder parará nunca más esta devoción. La Iglesia la aprobará cuando Yo

levante Mi Mano salvadora. Recen mucho. Ofrezcan sus sacrificios diarios por la

novena que falta. Prepárense para hacerla grande.

Hijos, el último día será grande, tanto que todo el que complete la devoción se

regocijará. Sus familias se arrepentirán y amarán a su Creador y a su Dios. Yo los

protegeré y Mi Hijo los salvará por el poder de Su Sangre.

Hijos, el Padre Eterno necesita la voz de muchas personas en estas Oraciones de

Consuelo y Adoración. Que todos los que atenderán a la última novena digan estas

oraciones en grupos y canten con un solo espíritu. Tengan su Crucifijo. Muéstrenle

amor a Jesucristo Agonizante. Mediten en Sus sufrimientos cuando recen, ustedes

ganarán muchas indulgencias. Obedezcan a todas las advertencias del Cielo y estén

preparados para acoger el Castigo venidero.

Hijos Míos, recen mucho por su pueblo, recen, recen mucho, muchos están esperando

la salvación. Ellos buscan Mi poder salvador, pero cuando lo ven no lo reconocen.

Han escuchado de él pero se unen a los agentes del mal para burlarse de él. Recen

para que sus ojos se abran para que puedan ver y sus oídos se abran para que puedan

escuchar.

Yo les digo, recen, recen y rompan los corazones endurecidos. Mucha gente escuchará

sobre esta devoción y salvará su vida. Hijos, ¿cuándo su gente sabrá sobre esto?

Escuchen, hijos míos, la intención del Cielo aquí es enseñarle al mundo cómo rezar.

Que todos los hombres adoren el precio de su salvación, la Sangre que salvó al mundo

del pecado. “Todas las generaciones te adorarán, oh Preciosa Sangre de Redención”.

Esta devoción combina todas las devociones de la Pasión de Mi Hijo y Mi Señor. El

Cielo adora eternamente la Preciosa Sangre de Jesucristo a través de estas oraciones.

Prepárense para la próxima novena. Pronto Jesús dará una gran enseñanza para el

mundo.”

(Silencio)

“Hijos, aprendan a demostrarse amor unos a otros. Enseñen a la gente el camino de la

Verdad. Tomen a sus familiares, parientes y amigos con ustedes y corran por sus

vidas. Grandes tribulaciones vendrán. Muchas almas se perderán. Construyan su fe en

la Roca, Jesucristo, Mi Hijo. Fortalezcan la fe de la gente con sus enseñanzas. Hijos,

el hombre perverso está en Roma ahora. Recen por Mi Papa, recen para que su fe sea

fuerte. Pronto ustedes escucharán la noticia. No teman, no corran por ello, solo recen y

hagan su adoración. Verán a muchos agentes del demonio y escucharán sobre sus

acciones. Ellos atacarán a Mis Sacerdotes y destruirán muchos sagrarios. No teman.

Sean fuertes en su fe. Hijos la fe de muchos se debilitará. Adorarán a la Bestia.

Les digo, recen mucho ahora y conságrense a la Preciosa Sangre de Mi Hijo, ustedes

serán salvados. Todas las cosas que queden fuera de la Preciosa Sangre de Mi Hijo

sufrirán grandemente.

Ámenme, Yo estoy con ustedes, permanezcan en la paz del Cielo.”


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA TERCERA HORA

17 de julio de 1997 Hora: 9.00 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

MANTENGAN CADA MINUTO EN SANTIDAD.


Durante la oración con Misa y adoración al Santísimo Sacramento, en una visión, la

nube se sacudió y nuestro Señor Jesucristo se me apareció y dijo: “Hijos Míos, pongan

su mejor esfuerzo en cumplir Mis Palabras para ustedes. Una hora que pasa nunca

regresa. Guarden cada minuto en santidad. Los llamo a levantar esta devoción y a

esparcirla al mundo. Hagan santo este llamado, y permitan que Mi Pueblo regrese a

Mí en paz.

Escuchen esta palabra y obedezcan las advertencias divinas. Los amo a todos. Los

bendigo a todos.” Inmediatamente se desvaneció.

***


TERCER MENSAJE DE LA TERCERA HORA

20 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

NO VENGAN COMO VINO EL PUEBLO DE ISRAEL.


El primer día de la tercera novena de doce días, tuve una visión del Santo Rostro de

Jesucristo en la nube. Tenía colocado la Corona de Espinas y brotaba Sangre

continuamente. En la misma nube, vi pequeños Querubines que estaban rezando,

consolando y adorando a Jesucristo Agonizante.

Miré hacia arriba y espiritualmente una gota de Su Sangre cayó sobre mí. Luego, Él me

dijo: “Hijo Mío, escucha, trata de recordar lo más que puedas estas pala

Inmediatamente vi a mis compañeros devotos y a una gran cantidad de gente que se nos

unía en adoración a Jesucristo Agonizante. Durante la adoración, ellos estaban rodeados

por gran cantidad de ángeles de Dios. Cuando invocábamos la Preciosísima Sangre,

ella caía sobre ellos desde la Sagrada Cabeza. Entonces dijo:

“Hijos Míos, bienvenidos a esta gran novena. Que la paz del Cielo esté con ustedes.

Hoy, el Cielo está feliz de verlos adorando a la Preciosísima Sangre de su salvación.

Ellos se unen a ustedes en su oración. Ellos permanecerán con ustedes en esta

adoración. Dejen que todos los hombres disfruten de este gran privilegio.

Escuchen Mis hijos, esta gran novena no es para chismosos sino para Mis humildes

devotos, quienes permanecen en la fe y esperando el regreso de su Maestro. Hijos

Míos, esta devoción no es para chismosos, les digo, es para Mis pacientes devotos que

harán conocer la devoción al mundo.

Le advierto a todo Mi pueblo que por ahora nunca hablen sobre esta devoción. Nunca

prediquen sobre ella porque aún ustedes no la pueden explicar. Ni siquiera Mis

primeros Apóstoles de esta devoción pueden hablar mucho sobre ella, que decir de

ustedes. Solo únanse a la novena. Todos los que cumplan con esta novena tendrán el

poder de enseñar y hablar acerca de esta devoción al mundo.

Hijos, sepan hoy, que éste llamado es un llamado a vivir una vida santa. La intención

de esta devoción no es hacer revelaciones, sino enseñar al mundo cómo debe rezar. Les

hago estas pocas revelaciones solo para que su corazón regrese a Mí. Lo hago así para

que crean y salven sus vidas. El Cielo dará todas las revelaciones a los místicos de los

últimos tiempos a través de la profecía Divina.

Hijos Míos, llamo a todos los hombres como llamé a los Israelitas en la antigüedad.

Escojo esta devoción como escogí a Israel, Mi hijo, para que fuera grande. Ellos eran

débiles pero Yo los hice fuertes. Eran pocos, pero su número aumentó. Ellos fueron

los que salvé de Egipto por medio de la sangre de animales. Los guié por muchos

años en el desierto hasta que alcanzaron la tierra prometida después de derrotar a

muchas naciones.

De la misma manera, Yo escojo a estos, entre todas las muchas devociones en Mi Santa

Iglesia, para que sean los nuevos israelitas que recibirán favores especiales a través de

Mi Preciosa Sangre. Les digo, Mi Preciosa Sangre salvará. ¡Hónrenla! Todos los que

devotamente clamen a Mi Preciosa Sangre serán salvados. Ellos Me adorarán,

comerán y beberán Conmigo en la Fiesta de júbilo después de la gran Tribulación. No

entenderán estas palabras todos los que llevan una vida carnal. Sólo los hombres

espirituales escucharán estas palabras y las entenderán. Oren y permitan que Mi

Espíritu abra sus corazones para que lo comprendan.

Hijos, la grandeza de esta devoción vendrá después de la purificación venidera,

cuando todos los hombres salvados, reconocerán el valor del precio de su salvación y

Me adorarán. Antes de que el gran día llegue, les enseñaré muchas grandes

oraciones y cantos. Permitiré a Mi Ángel que les revele y enseñe a ustedes oraciones

celestiales. A través de estas oraciones la nueva Jerusalén Me adorará.

Hijos míos, no vengan como vinieron los hijos de Israel. No rechacen escuchar al

hablarles desde el Cielo. Si lo rechazan, no escaparán. Lean Hebreos 12, 12-29.

Léanlo ahora y comprendan el significado. Lean 1 Corintios 10, 1-19. Léanlo y

medítenlo, entonces, corran por sus vidas.

Este camino es el camino del desierto, todos los que lo sigan tendrán fe. Mantengan

esta área en silencio desde las 8 p.m. El Cielo estará adorándome durante esta hora.

Mantengan esta hora santa.

Hijos Míos, quien se duerma, quien llegue tarde y quien no venga a rezar, no

continuará con ésta novena. Mi ira los echará fuera. Avísenles que no vengan más a

la novena. Dejen que solo Mis fieles permanezcan. Esta advertencia es para Mis

primeros devotos, para que entrenen a los demás. Será una lección para los futuros

devotos.

Tengo grandes cosas que enseñarles. Respondan a éste llamado con alegría. Mi

Preciosa Sangre les salvará. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó. Una mano apareció desde la nube y me tocó en la

frente. Desperté y todas las palabras vinieron a mi memoria.


***


PRIMER MENSAJE DE LA CUARTA HORA

21 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

HONREN MI PRECIOSA SANGRE.


Durante nuestra novena con Misa y oraciones de consuelo, reparación y adoración, vi a

nuestro Señor Jesucristo atado a la columna. Mientras los soldados judíos lo golpeaban,

le infligían muchas heridas en Su Cuerpo, nuestro Señor lloraba amargamente.

En un corto tiempo una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció Jesucristo

Agonizante con Sus manos atadas y con innumerables heridas en Su Cuerpo. Su Sangre

se derramaba continuamente desde Su Cabeza coronada de espinas hacia todo Su

Cuerpo, que también estaba cubierto con las Heridas que le infligieron de la flagelación.

Después de un tiempo, la nube se sacudió y el Santo Rostro apareció y dijo: “Honren

Mi Preciosa Sangre, oh amados hijos, y salven sus almas y las del mundo entero.

Tengan constante devoción a Mi Preciosa Sangre. Estarán protegidos de los ataques

del demonio.

Hijos, la hora de la gran devoción vendrá. Esta hora será un largo período de vida de

santidad en el mundo. Por mil años el poder de las tinieblas será encadenado y Mi

Preciosa Sangre reinará por siempre. El gran sacrificio ofrecido diariamente en la

Santa Misa alabará y elevará el trono del Padre Eterno. El Sagrado Cuerpo y la

Sangre ofrecidos diariamente reinarán para siempre. Recen, recen mucho para que

ustedes puedan ver este gran período. Practiquen esta devoción de Mi Preciosa

Sangre y alcanzarán está feliz era.

Dichosos aquellos que lleguen a esta hora de felicidad. La segunda muerte no tendrá

poder sobre ellos. Hijos Míos, Mi Sangre es una gran arma. A través de Mi Preciosa

Sangre los Ejércitos Celestiales ganaron la gran batalla y echaron fuera al enemigo.

Luchen contra sus enemigos, los espíritus malignos, con la Preciosa Sangre. Ustedes

los vencerán también.

Mi Preciosa Sangre es la circuncisión de los gentiles. A través de Mi Preciosa Sangre

la gran salvación alcanzó a todos los hombres, judíos o gentiles. Todos fueron

bautizados dentro de un cuerpo y un espíritu a través de Mi Preciosa Sangre. Mi

Sangre es el precio de la salvación. A través de Mi Preciosa Sangre ustedes fueron

todos comprados como miembros de una misma familia. Mi Preciosa Sangre pagó la

deuda de la esclavitud humana e hizo de los hombres hijos adoptivos. Ustedes ya no

son más esclavos sino hijos. Es por esto que los llamo a ustedes Mis hijos. Les digo,

honren el Precio de su Redención.

Mi Sangre es la esperanza de las almas inocentes. Sólo Mi Preciosa Sangre

garantizará la misericordia para las almas inocentes no nacidas. Sólo Mi Preciosa

Sangre las salvará. Les digo, bautícenlos con Mi Preciosa Sangre.

Mi Preciosa Sangre es la misericordia del Padre Eterno. A través de Mi Preciosa

Sangre la misericordia fue otorgada a la humanidad. Ahora, Mi Preciosa Sangre es

otorgada al mundo. Y aún en la gran hora de oscuridad, la hora de la ira de Mi

Padre, Mi Preciosa Sangre tiene el poder para asegurar la misericordia a la

humanidad. Invoquen siempre Mi Preciosa Sangre. Ella calma la ira de Mi Padre

Eterno.

Hijos, les digo, ámenme y consuélenme siempre. Recen y enseñen a otros a rezar.

Honren Mi Preciosa Sangre que los hombres descuidan.

Escuchen, Mis hijos, expongan el Santísimo Sacramento 30 minutos antes de empezar

la novena. Dejen que todos Me ofrezcan sus cantos de peticiones por 10 minutos.

Luego, miren a Mi Santo Crucifijo y mediten en Mi Pasión. Tengan Misericordia de Mí.

Luego, ofrézcanme sus intenciones privadas. Antes de comenzar la novena inviten a la

Santísima Trinidad con cantos.

Hijos míos, el 26 de este mes escribirán sus intenciones. Escriban el nombre de los

pecadores empedernidos (no arrepentidos) de su familia. Yo les responderé de acuerdo

a la Divina Voluntad. Les digo, ustedes darán testimonio cuando sus oraciones hayan

sido respondidas. En el último día de esta novena, las peticiones serán quemadas

después de la santa devoción.

Hijos, muchos se durmieron ayer, y están aquí hoy. Les digo, ustedes recibieron a los

que llegaron tarde, a los que se durmieron en Mi presencia y a los que no vinieron a

rezar. Si ustedes no pueden obedecer, detendré la novena antes que termine. Les digo,

estos hábitos disgustan al Cielo.

Mis hijos, es mejor acoger a quienes escucharon la información tarde que a aquellos

que pierden la novena después de haberla iniciado.

Vengan con su Sagrada Biblia mañana que les enseñaré muchas cosas. Por favor hijos

Míos, estudien estos mensajes. Yo soy Jesucristo Agonizante, tengan misericordia de

Mí. Los amo y los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó, apareció la mano traspasada y derramó tres veces la

Preciosa Sangre sobre mí. Entonces desperté y escribí el mensaje.


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA CUARTA HORA

22 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


ABRAN SU SANTA BIBLIA Y ESTUDIEN MIS SANTOS MENSAJES.

Mientras rezábamos nuestra novena con Misa y adoración, el Cielo se abrió. Tuve una

visión de un Cordero sentado en el Trono de Dios. Sostenía una bandera en la que

estaba escrita: “REINA, OH PRECIOSÍSIMA SANGRE DE REDENCIÓN”

Había una gran multitud de personas adorando al Cordero. Vinieron de todos los

lugares e idiomas del mundo entero. En poco tiempo un Ángel se me apareció y me

dijo: “Hijo de hombre, ¿conoces a esta gente? ¿De dónde vinieron?” Respondí: “Tú

los conoces más que yo, Señor, por favor dime”. El Ángel dijo: “Ésta gente es el

pueblo de Dios que ha vencido la gran Tribulación y el Castigo. Ellos ahora han

triunfado y se han lavado con la Sangre del Cordero. Reinarán con Él más de mil

años”.

Inmediatamente bajó una nube que cubrió todo el lugar. Apareció el Santo Rostro con

la Cabeza coronada de espinas. Su Sangre brotaba constantemente. Se acercó y dijo:

“Hijos míos, abran su Santa Biblia y estudien Mis Santos Mensajes. Dejen que sus

ojos se abran para que entiendan las Escrituras”.

Inmediatamente de la Sagrada Cabeza cayó la Preciosa Sangre sobre nosotros y

continuó diciendo: “En los días antiguos, los hombres ofrecían el sacrificio de toros

por la remisión de los pecados, pero en la era presente, Mi Cuerpo sirvió de expiación.

Moisés selló la alianza con la sangre de animales en que obedecerían la ley del Padre

Eterno. Lean Éxodo 24, 1-8. Este era un sello de que todos los hombres guardarían la

ley. Esta alianza era renovada cada año porque ellos no podían pagar la deuda de sus

pecados para siempre.

Es por esto, que Mi Padre preparó Mi Sangre como una Alianza Eterna. Lean Hebreos

9, 21 y hasta el final del capítulo, y, Hebreos 10, 1-9. En Mi Última Cena en la tierra,

tomé pan y vino como un sacrificio divino a Mi Padre. Inmediatamente, el pan se

convirtió en Mi Cuerpo y el vino se convirtió en Mi Sangre. Este es EL MÁS GRANDE

SACRIFICIO. Lean Mateo 26, 27-28 y Marcos 14, 23-24. El mismo sacrificio fue

confirmado por el Espíritu Santo como la Alianza Eterna a través de Mi apóstol Pablo

en la carta que escribió a los Corintios (1 Corintios 11,25).

Hijos míos, el Espíritu dejó esto claro en la carta a los Hebreos 9, 19-22 de que sólo la

Sangre puede lavar los pecados. Y Mi Preciosa Sangre hace esto para siempre.

Hijos míos, ustedes pueden ver que quien rompía la ley dada a Moisés era apedreado

hasta la muerte. Hacían esto porque la sangre es un gran sello. Quien derrame la

sangre de Mis hijos sufrirá grandemente.

Entonces, ¿Cómo se puede salvar a quien desprecia la Preciosa Sangre de su

salvación? El Espíritu dice en la carta a los Hebreos 10, 29, que él sufrirá. Pero

ahora, Yo les digo, maldecirán el día en que nacieron, los que muestren frialdad y

negligencia a la Preciosa Sangre de su salvación.

La tierra a la que están siendo llamados es santa. Este llamado es santo. Hay

misterios que los ojos no pueden ver. Les digo, lean Hebreos 12, 22-27 y entiendan

estas palabras porque esto es lo que es.

Hijos Míos, les digo, recen mucho por este pueblo, recen mucho para que sus ojos se

abran para ver su gran privilegio. Si ellos no cambian sus corazones antes del Castigo,

Yo me llevaré la gloria de esta tierra santa y se la daré a aquellos que si la acogerán.

La tierra es santa.

Regocíjense porque ustedes están llamados a la gozosa fiesta de los primogénitos hijos

de Dios. Mi Sangre Preciosa salvará a aquellos que clamen su ayuda. Lean Hebreos

12, 24.

Construyan su fe en los tres testimonios del Agua, del Espíritu y de la Sangre, y serán

salvados. Lean la primera carta de Juan 5, 6-12 y mediten estas palabras. A través del

Agua ustedes fueron bautizados. El Espíritu los renovó y los bautizó con fuego, y Mi

Preciosa Sangre los salvó.

Hagan su fe fuerte, compartan Mi vergüenza y sufrimientos y ustedes se regocijarán

Conmigo al final. Anímense con las palabras del Espíritu en la carta a los Hebreos 13,

10-16. Les digo, amen el sufrimiento, amen las persecuciones que sufran por Mi causa.

Les digo de nuevo, ríndanse a todas las cruces. Aún si mueren por Mi causa, Mi

Preciosa Sangre los salvará. Ustedes reinarán Conmigo para siempre. Mediten en

Apocalipsis 7, 8 hasta el final, y dejen que su fe crezca.

Hijos Míos, estudien estas palabras cuidadosamente y estén listos para predicar sobre

esta devoción cuando el tiempo apropiado llegue. Hagan de su alma una morada para

Mi Espíritu y Yo les enseñaré muchas cosas.

Bernabé, recibe las preguntas de la gente que Yo les responderé. Amo a aquellos que

rezan y meditan en Mi Pasión. Yo los bendigo y Mi Espíritu los llena.

Continúen la adoración como lo han hecho hoy. Estoy con todos ustedes. Los

bendigo.”

Inmediatamente esta visión terminó. Entonces, en la nube se abrió un libro, pero no

pude leer nada en él. Luego volví en mí.

***


TERCER MENSAJE DE LA CUARTA HORA

23 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


INVOQUEN MI PRECIOSA SANGRE Y SU ENEMIGO SERÁ DERROTADO.

Durante nuestra novena con Misa y adoración, tuve una visión de nuestro Señor

Jesucristo en la nube. Inmediatamente, Él se me acercó sosteniendo una espada. Rayos

divinos destellaron grandemente de ella y dijo: “Hoy, vengo a ustedes con amor,

suplicándoles, Mis amados hijos, que recen y velen siempre. Sean siempre cuidadosos.

Nunca dejen que el enemigo los venza. Nunca, les digo, nunca dejen que ninguno de

ustedes caiga en el pecado de la carne. Les digo, sean cuidadosos en no ahuyentar al

Espíritu Santo de ustedes. El enemigo está peleando contra ustedes. Ellos planean su

caída. Recen siempre. Mediten en Mi agonía, ustedes serán llenados de poder.

Invoquen Mi Preciosa Sangre y su enemigo será derrotado. Consuelen y adoren Mi

Preciosa Sangre, Yo los protegeré. Hagan constante reparación por lo pecados

cometidos contra Mi Preciosa Sangre. Los pecadores cambiarán su vida y

regresarán a Mí.

Hijos Míos, recen esta coronilla de Mi Preciosa Sangre, con ella prometo destruir a

muchos reinos de su enemigo, los espíritus malignos.

Muchos de ustedes que miraron Mi Crucifijo y aún endurecen sus corazones, dejen que

Mi Agonía toque sus almas. Hijos Míos, ámenme y consuélenme. No responderé a

ninguna de sus preguntas porque ustedes hacen mucho ruido, ustedes perturban al

Cielo en su adoración. Permanezcan santos y hablen menos. Vivan una vida de

silencio mañana, combatan y venzan a su enemigo.

Por favor, hijos Míos, si alguno entre ustedes Me ama, déjenlo que Me consuele y que

siempre Me muestre su amor en esta adoración. Mi Preciosa Sangre mostrará la

misericordia. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó. Luego, aparecieron en la nube dos grandes espadas

cruzadas entre sí. En el medio había un Cáliz y una Sagrada Hostia sobre él. Entonces

volví en mí.


***


PRIMER MENSAJE DE LA QUINTA HORA

24 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


MANTENGAN SU RAÍZ FUERTE EN MI SANTA IGLESIA.


En nuestra novena con Misa y adoración tuve una visión de nuestro Señor Jesucristo

colgando de la cruz en una montaña. Su Sangre se derramaba de las Heridas de Su

Cuerpo. Luego, nuestro Señor lloraba amargamente.

En un corto tiempo, una nube cubrió toda la montaña. Su Sagrada Cabeza apareció con

numerosos Querubines. Al principio permaneció en silencio y en gran agonía. Luego

dijo: “Mis amados hijos, mantengan su raíz fuerte en Mi Santa Iglesia. Obedezcan

sus enseñanzas y vivan una vida santa. Confiesen sus pecados a Mis Sacerdotes y

prepárense siempre para el trabajo de Mi Espíritu.

Vivan en la plenitud del amor y ofrezcan sus vidas por Mi servicio. Mantengan su fe

firme. Ayuden a reconstruir el Templo por Mi causa. Les digo, nunca peleen contra el

prójimo, nunca. Les digo, nunca ataquen al templo del Espíritu. Si lo hacen, Mi Padre

los juzgará.

Recen y pidan al Padre, en Mi Nombre les conceda Sabiduría Divina. Les digo, pidan

Sabiduría. El Espíritu otorga la Sabiduría al humilde y le enseña los caminos Divinos.

Yo vertí Mi Sangre para que sus ojos se abran a través del Espíritu Santo de Mi

promesa. Mi Preciosa Sangre es el poder del Espíritu Santo. Hijos, cuando ustedes

invoquen a Mi Preciosa Sangre con todo su corazón y con amor, el Espíritu Santo

vendrá y habitará en ustedes. Invoquen Mi Preciosa Sangre y serán llenados de poder.

Hijos Míos, la puerta será abierta, el modo de vivir será dado a conocer, pero sólo

unos pocos lo seguirán al principio. Cuando la puerta esté por cerrarse, el rebaño

correrá para entrar, pero el tiempo se habrá terminado. ¿Quién los salvará? Y ¿cuál

será su esperanza?

Hijos Míos, practiquen ahora su devoción a Mi Preciosa Sangre. Les digo, recen ahora

que hay tiempo. Informen a otros que se unan a ustedes en su vida devocional ahora

que hay tiempo. Que todos los que Me aman, recen mucho y Me consuelen.

Muchas personas vienen aquí pero sus corazones están lejos de Mí. ¿Cuándo

conocerán ellos esta verdad? ¿Cuándo se abrirán sus corazones y sus ojos a este gran

favor? Muchos se lamentarán al final. Únanse y hagan santa esta devoción. Recen,

recen, consuélenme. Los amo. Muéstrenme amor para que no tengan nada que

lamentar.

Bernabé, recibe las preguntas de tu gente. Te permitiré que preguntes y te responderé.

Aquel que juzgue será juzgado. Conozcan al Buen Pastor, escuchen su alerta y corran

por sus vidas. Hijos Míos, les digo, recen para que Mi rebaño oiga la voz del Buen

Pastor y corra por sus vidas.

Aquellos que Me amen y adoren Mi Preciosa Sangre no se perderán. Mi Preciosa

Sangre los salvará. Bernabé, muchos no entenderán este mensaje. Reza por ellos. Los

amo a todos. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó y apareció una gran Cruz en la nube. La miré por un

tiempo y volví en mí.


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA QUINTA HORA

25 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


PERMITIRE QUE MI SANGRE CAIGA EN CADA PECADOR OFRECIDO A


MI PRECIOSA SANGRE.


En nuestra novena con Misa y adoración, tuve una visión de Jesucristo Agonizante en la

nube, Sus manos estaban atadas con una cuerda. Habían numerosas Llagas en su

Sagrado Cuerpo que continuamente derramaban Sangre. Al poco tiempo la nube se

sacudió. Entonces apareció el Santo Rostro que calmadamente dijo: “Hijos míos, la

paz sea con ustedes.”

Inmediatamente la Sangre de la Sagrada Cabeza cayó sobre nosotros. Él continuó

diciendo: “Entréguenme sus preguntas”. Y guardó silencio.

Yo dije: “Que tu Nombre sea adorado por siempre, Oh, Mi Señor. Adoración a

Jesucristo Agonizante. Señor, venga Tu Reino.” Luego continué: “Por favor, Señor,

responde estas peticiones de tus criaturas pecadoras. Ellos preguntan de entre todos

Tus sufrimientos, ¿cuál fue el que más te hizo padecer? Por favor, di algo sobre las

espinas en Tú Sagrada Cabeza y las de Tu Sagrado Corazón. Otra es, ¿por qué es que

la mayoría de las cosas que hiciste están en triplicado? Por ejemplo, Tu Resurrección,

las tentaciones, cuando fuiste encontrado en el Templo al tercer día y muchas otras.

Por favor, Señor, habla de estos asuntos. Y ¿cuál es el Corazón Inmaculado entre las

dos estrellas, es la del Este o del Oeste? Oh, Señor, respóndenos.”

Entonces, Él dijo: “Hijos Míos, aprendan a consolarme siempre en Mi Agonía. Sufrí

muchas torturas por su salvación. Estas torturas están escondidas y no fueron escritas

en la Santa Biblia. Se las revelo a Mis hijos que Me aman y Me consuelan. Los

soldados judíos Me ataron a la columna y Me golpearon despiadadamente. Después de

pegarme, Me ataron las manos y los pies y Me rodaban de un extremo al otro. Me

golpearon y rompieron Mi Cabeza con varas de hierro. Me pisotearon uno por uno.

Cuando se cansaron, se unieron para pincharme con alfileres y agujas. Luego,

vertieron metal líquido en Mis Llagas y Me dejaron allí. Les digo, Mis amados hijos, si

alguno entre ustedes Me ama, dejen que Me consuele. Si alguno Me ama, dejen que

adore Mi Preciosa Sangre. Mostraré amor a aquel que Me ame y misericordia a aquel

que reconozca Mis Llagas y Mi Preciosa Sangre.

Hijos Míos, todos Mis sufrimientos y agonías están reflejados en Mi Sagrado Corazón.

Mi Corazón sostiene todas las penas. La Mística Corona de Espinas en Mi Corazón

representa la Corona en Mi Sagrada Cabeza. La Corona de Espinas es real.

Consuélenme.

Vivan en el Amor Trinitario. Crean en el Poder Trinitario. Adoren al Dios Trinitario,

un solo Dios para siempre.”

El Corazón Inmaculado apareció en la nube. “Ella es la más brillante de todas las

estrellas. Conozcan el Arca de la Alianza y alégrense. Recen su Rosario siempre.

Entrarán al Arca. Hijos Míos, conozcan esto.” (Silencio)

Entonces yo dije: “Señor, que Tu Nombre sea adorado por siempre. Señor, por favor

respóndeme estas otras preguntas: ¿Cuándo empezará la tribulación en Roma? ¿Qué

mandato seguirán Tus hijos? En algunas apariciones dicen que Nigeria se hundirá.

¿Qué ocurrirá con los inocentes? ¿Ellos también perecerán? Acerca del Castigo

venidero, hay algunos que no pueden comprar las velas, o hacer sacrificios o aún decir

las oraciones recomendadas. ¿Qué harán ellos? ¿Qué pasará con aquellos que no

creen en Tus mensajes? ¿Qué haremos para convencerlos? ¿Señor, Tú nos hablaste

acerca de otros videntes, puedes decirnos algo sobre ellos? Señor ¿Cómo podemos

reconocer la píldora? ¿Está entre nosotros el río de la ceguera?” (La nube tembló) Él

dijo: “Bernabé, sean sabios en hacer preguntas razonables. Pregunten aquello que

ayudará al mundo. Yo responderé todas sus preguntas y les aclararé todas las cosas.

No teman. Yo los amo. Continúa, hijo Mío.”

Entonces continué diciendo: “Señor, puedo preguntarte ¿qué harán ellos para cumplir

Tu Querer y seguir este llamado hasta el final? ¿Qué podemos hacer para hacer este

llamado santo? Señor, respóndenos. Tú sabes que estamos deseando demostrarte

amor. Ayúdanos a amarte. Por favor Señor, danos todos los medios para convertir a

nuestras familias. Señor, venga Tú Reino.”

“Hijos míos, cuando ustedes escuchen, cuando ustedes sientan y cuando ustedes vean

que Mi Papa sea detenido por la fuerza o que Mi Papa ha salido de Roma y haya

escapado por su vida hacia otro país, la hora habrá llegado. Mis hijos sufrirán mucho.

Les digo, que todos oren mucho que Mi verdadera enseñanza esté en sus corazones.

Muchas naciones perecerán y otras desaparecerán de la faz de la tierra. Pero Mis hijos

serán salvados. Aquellos que Me amen y Me invoquen por su protección serán

salvados, se los digo. Aquellos que adoren Mi Preciosa Sangre y Me consuelen en Mi

Agonía no serán afectados. Mi Preciosa Sangre los salvará y el Corazón Inmaculado

de Mi Madre los protegerá.

Hijos míos, durante el Castigo muchos santos morirán accidentalmente porque ellos no

obedecieron Mis advertencias. Muchos sufrirán terribles agonías porque descuidaron

Mis advertencias. Les digo, recen, recen que el rebaño escuche la voz del Pastor y

corra por sus vidas. Si el rebaño permanece adormecido ante la alerta del Pastor, el

animal salvaje vendrá y los destruirá. Les digo, el Pastor no se lamentará. Les digo

recen, recen mucho. Esfuércense y obedezcan todas las instrucciones.

Enséñenles las oraciones sencillas. Enséñenles: “SANGRE PRECIOSA DE

JESUCRISTO, SÁLVANOS A NOSOTROS Y AL MUNDO ENTERO”. Mi Padre los

protegerá y salvará. Recen por los demás videntes y místicos en el pueblo. Cuando la

hora llegue, Yo los llamaré y pondré a trabajar.

Cuando vean y oigan sobre la píldora, Mi Espíritu les dirá cuál es la píldora.

Sean humildes y acepten la Divina Voluntad, ustedes llegarán al final. Ofrezcan sus

familias a Mi Preciosa Sangre. Los salvaré. Prometo convertirlos antes que la Gran

Tribulación llegue. Habrá paz y amor. Les digo, adoren y honren Mi Preciosa Sangre.

Yo permitiré que Mi Preciosa Sangre caiga en el corazón de todos los pecadores

ofrecidos a Mi Preciosa Sangre. Les digo ofrézcanmelos y recen siempre por ellos. A

través de Mi Preciosa Sangre, Yo destruiré todos los males en sus familias. Yo he oído

sus oraciones. Alégrense porque sus peticiones han sido concedidas.

Hijos Míos, nunca dejen de dar testimonio cuando vean esta bondad de Quien les ama.

Adoren Mi Preciosa Sangre y dejen que todos los hombres se unan a ustedes.

Bernabé, los días que quedan son grandes y santos. Su adoración será grande y santa.

Vengan con reverencia y temor reverencial a adorar a su Dios.

Todos los que se sientan adormecidos y débiles no deben permanecer en esta Capilla.

Que permanezcan afuera y Me ofrezcan su adoración. Ellos no entrarán a esta Capilla

hasta que concluyan los días de la devoción. Si ustedes los admiten, Yo retiraré Mi

gran favor de ustedes. No hablaré de esto otra vez hasta el último día de la novena. Si

alguno entre ustedes Me ama, déjenlo que Me consuele y rece por los pecadores

empedernidos.

Los amo a todos. Los bendigo a todos.”

Tan pronto terminó esta visión, apareció en la nube el Inmaculado Corazón de María

traspasado con siete espadas. Apareció en la nube un Querubín y lo escuché rezando el

Rosario. Entonces volví en mí.


***


TERCER MENSAJE DE LA QUINTA HORA

26 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

LES DARE LA ESTRELLA DE LA MAÑANA.


Durante nuestra novena con Misa y adoración, en una visión el Cielo se abrió. Nuestro

Señor Jesucristo apareció, estaba en el Trono de su Majestad y levantó Su Mano

Derecha sosteniendo una Cruz. Entonces, vi un gran número de Ángeles y Ejércitos

Celestiales adorándolo. Se postraron ante Él diciendo: “Gloria, honor y alabanza sean

dadas a Ti, Oh glorioso Señor. Tú eres digno de ser honrado. Que todas las criaturas

te adoren. Adoración a Ti por siempre”.

Después, una gran nube bajó y cubrió todo el lugar. En ella apareció el Santo Rostro de

Jesucristo coronado de espinas. La Sangre manaba continuamente de las heridas

causadas por las espinas en Su Sagrada Cabeza. Entonces dijo: “Hijos míos, vivan en

Mi paz. Sean sabios haciéndose instrumentos de paz. Disfrutarán una vida feliz. Hijo

mío, ¿por qué sólo pocos de ustedes Me muestran amor? Sólo pocos Me conocen.

Hijos míos, ámenme, consuélenme y adórenme. Prometo proteger contra los ataques

del maligno, a quien devotamente Me consuele y Me adore con estas oraciones. Él no

morirá súbitamente. No será consumido por el fuego.

Cualquier soldado que diga estas oraciones antes de entrar en el campo de batalla, no

será vencido. Ninguna bala tendrá efecto sobre él.

Recen esta oración a una mujer en trabajos de parto, y ella tendrá menos dolores. La

mujer que devotamente diga estas oraciones dará a luz sin peligro y sin mucho dolor.

Pongan esta oración en la cabeza de cualquier niño que esté perturbado por espíritus

malignos y Mi Querubín lo protegerá.

A la familia que devotamente diga esta oración, prometo protegerla de los efectos de

los rayos y truenos. Cualquier casa donde se guarde esta oración, será protegida

contra las tormentas.

Si esta oración es dicha al moribundo antes de su muerte, prometo que su alma no se

perderá. Hijos míos, quien no pase por Mi Preciosa Sangre se perderá. Cualquier

pecador que Me consuele y adore con esta oración, obtendrá su conversión. Prometo

protegerlos con Mi Preciosa Sangre y esconderlos en Mis Santas Llagas a todos los

que Me consuelen y adoren. El veneno no tendrá efecto en ellos. Protegeré sus cinco

sentidos. Quien luche en su contra perderá. El Arcángel San Miguel los defenderá.

Prometo bautizar a los niños abortados que diariamente son asesinados en el mundo y

pondré una gran contrición en los corazones de sus padres por el poder de Mi Preciosa

Sangre.

Todo el que devotamente Me consuele y adore con esta oración hasta su muerte, se

unirá a los Ejércitos y Coros Celestiales. Les daré la Estrella de la Mañana.

Les digo, recen y dejen que otros se unan a su adoración. Muéstrenme amor, Yo les

amo.”

Entonces le pregunté al Señor: “Señor, nuestro Sacerdote, tu Siervo, será asilado, ¿qué

haremos? Por favor, Señor, dinos algo sobre esto. ¡Señor, venga Tu Reino!

(Silencio)

Nuestro Señor respondió: “El Santísimo Sacramento será expuesto diariamente durante

la hora. Mi Ángel lo protegerá. Nadie le hará daño. Mi Querubín estará con él

siempre. Sacerdote Mío, ten ánimo. Estoy contigo. Hijos míos, oren mucho por él.

La lluvia de purificación caerá en la hora y el día que el Cielo lo disponga. Todos los

que se unan a esta novena sentirán Mi agonía y serán purificados.

Felices son todos los que se unen a este gran mes desde el principio hasta el final; el

Castigo no tendrá poder sobre ustedes.

Estoy buscando quien Me consuele. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión pasó. La gran bestia apareció en la nube, expeliendo fuego

por su boca. Me estremecí y volví en mí.

***


PRIMER MENSAJE DE LA SEXTA HORA

27 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

CREAN EN EL PODER DE MI PRECIOSA SANGRE.


En nuestra oración de la novena con Misa y adoración, nuestro Señor apareció en una

visión sosteniendo una cruz y dijo: “Hijos míos, la paz esté con ustedes. Yo soy

Jesucristo Agonizante. Yo soy quien les ama y murió de amor por ustedes: Muéstrenme

amor y consuélenme siempre. Crean en el Poder de Mi Preciosa Sangre y salven sus

vidas y las del mundo entero.

Mi Preciosa Sangre es un océano de misericordia y compasión. A través de Mi

Preciosa Sangre el mundo encontrará la paz. Les digo, cualquier pecador que diga:

“Sangre Preciosa de Jesucristo, sálvame y al mundo entero”, obtendrá la conversión.

Hijos míos, que los pecadores veneren Mi Preciosa Sangre. Prometo traerlos más

cerca de Mí por el Poder de Mi Preciosa Sangre.

Ofrezcan todos sus problemas a Mi Preciosa Sangre y manténganse en paz. Estén en

paz siempre. Nunca dejen que el mundo les perturbe. Hagan esto y ofrézcanme

adoración diariamente.

Hijos míos, felices todos los que escuchan estas advertencias y las obedecen. Ellos se

regocijarán al final. Felices ustedes que practican esta devoción con amor y fe.

Vencerán al mundo.

Hay gran alegría para todo el que practica esta devoción y la hace conocer al mundo

entero. Yo estaré con ellos siempre para protegerlos. Les enseñaré Mis caminos y los

acogeré con amor en el día del juicio. Mi Padre les dará la Corona de Gloria.

Comerán Mi Sagrado Cuerpo y beberán Mi Sagrada Sangre con Mis Ejércitos

Celestiales.

Hijos míos, recen, recen, recen. Les digo, recen por aquellos que odian este llamado.

Ofrézcanlos a Mi Preciosa Sangre, muéstrenles amor. Les digo, ámenlos. Crean. Ellos

pronto se unirán a esta santa adoración. Les digo, ellos adorarán Mi Preciosa Sangre.

Mi Preciosa Sangre es una Sangre sanadora. Llamen a Mi Preciosa Sangre sobre los

enfermos, ellos serán curados. Les digo, invoquen Mi Preciosa Sangre por ellos y

habrá muchos testimonios.

El último día de esta novena, tráiganme algunos enfermos. Los curaré. Hijos míos, les

digo, pocos, no muchos. Dejen que se unan a su adoración. Después de la gloriosa y

feliz adoración, únjanlos con los santos oleos. Díganles que vayan a dar testimonio.

Mi Preciosa Sangre los curará.

Hijos míos, la hora de grandes y numerosos milagros está llegando. Les digo, recen

para que Mi Iglesia vea los favores escondidos en Mi Preciosa Sangre. Recen para que

Mi Iglesia la acoja. En ese momento, Yo realizaré muchos milagros por medio de Mi

Preciosa Sangre. Los haré a la vista de ustedes para hacer crecer su fe y fortalecerla.

En el último día de esta novena, la adoración empezará a las 3 p.m., en la Tierra

Santa. Hagan este día grande, consuelen y adoren Mi Preciosa Sangre en la tierra

santa. Ofrezcan la Santa Misa por el mundo entero y quemen las peticiones. Pasarán

tres horas en esa tierra.

Regresen aquí y ofrézcanme un gran Rosario en procesión. Mediten en su Crucifijo y

recen la Coronilla de la Preciosa Sangre tres veces, sosteniendo su cruz. Les digo,

conságrense a Mi Sangre. Ofrezcan la Santa Misa y den testimonio de Mis obras

maravillosas. Antes de que el día llegue, ustedes sabrán qué hacer. La gran tribulación

sacudirá las fundaciones. Dejen que Mi Sangre mantenga firme la fundación.

Se hablará mucho contra este llamado. Hijos míos, tengan fe en lo que ustedes saben y

creen. Esta hora es la hora del mal. Pronto sus poderes se desharán. Muchos

encontrarán tropiezos en el camino y dejarán la devoción. Recen. Los bendigo a

todos.”

Inmediatamente la visión pasó. Vi estrellas cayendo del Cielo. Regresé en mí.


***


SEGUNDO MENSAJE DE LA SEXTA HORA

28 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo


VENGAN Y RECEN POR LA RENOVACION DE LA FAZ DE LA TIERRA.

Durante nuestra oración con Misa y adoración vi a nuestro Señor Jesucristo en gran

agonía en Getsemaní. Mientras Él rezaba, continuamente sudaba Sangre. En poco

tiempo, bajó una nube que cubrió todo el lugar. El Santo Rostro de nuestro Señor

Jesucristo apareció en la nube. Él calmadamente dijo: “Hijos míos, el amor que tengo

por Mi pueblo Me está quemando como una llama. Pero ellos Me odian, por lo que Me

crucifican día y noche con el pecado.

Vengan a Mí en Getsemaní y velen Conmigo. Vengan y recen Conmigo por la

renovación de la faz de la tierra. Vengan, Mis amados hijos, el gran sufrimiento está

llegando. El sufrimiento es grande, ¿quién lo sobrevivirá? ¿Quién permanecerá hasta

el fin? Es por esto que los llamo, Mis amados hijos, a venir a Getsemaní. Vengan,

consuélenme y adórneme. Les digo, consuélenme, estoy en agonía.

Hijos, Mi Corazón Me duele grandemente por los pecados del mundo. Mi Corazón

está grandemente adolorido por las muchas almas que se perderán para siempre. Oh

hijos míos, busco quien Me consuele, pero su corazón está lejos de Mí. Nadie Me

muestra verdadero amor. No recuerdan que estoy siempre en agonía y en profunda

pena. Vengo a ustedes para que Me consuelen pero ustedes no Me reconocen porque su

corazón está lejos de Mí.

Lloro en gran angustia y lamento. Ustedes Me abandonan y siguen sus caminos,

porque no pueden meditar en Mi agonía. Tengan misericordia de Mí. Los amo.

Mediten en Mis sufrimientos. Me revelaré a ustedes. Recen y velen siempre en la

noche del Jueves al Viernes. Llamo a esa hora, la hora de Getsemaní. Consuélenme y

adórenme con las oraciones que les enseñé. Su oración será grande durante esta

hora. Cualquier familia o individuo que practique la hora de Getsemaní, será

protegido de los poderes del infierno. Enfermedades continuas huirán de ellos. Yo los

rociaré continuamente con Mi Preciosa Sangre. Les enviaré a Sta. Teresa, para que

los asista en sus trabajos diarios. Crecerán en amor.

Hijos míos, oigan estas palabras y guárdenlas. Muestren amor a Aquel que salvó a

todos los hombres del pecado. Consuélenme y adoren el precio de su Salvación.

Digan siempre: “Preciosa Sangre y Agua del Sagrado Costado de Jesucristo,

purifiquen a la Iglesia, lávanos, límpianos”. El agua de Mi Sagrado Costado limpiará

las llagas y Mi Sangre las sanará. Los amo. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó y vi el Sagrado Costado. La Preciosa Sangre y el

Agua, gotearon doce veces y se detuvo. Entonces volví en mí.


***



TERCER MENSAJE DE LA SEXTA HORA

30 de julio de 1997 Hora: 9 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia de San José, Olo

LAS COSAS ESPIRITUALES ESTAN LEJOS DE ELLOS.


Durante nuestra novena de Misa y adoración, tuve una visión de nuestro Señor

Jesucristo colgado en la Cruz en gran agonía. La Sangre chorreaba continuamente de

todas Sus Heridas, especialmente de las Cuatro Llagas, hasta que una nube descendió

del Cielo y cubrió todo el lugar. El Santo Rostro de Jesucristo coronado de Espinas

apareció y dijo: “Hijos Míos, siendo la tarde del último día de la novena del gran mes

dedicado a Mi Preciosa Sangre, que todos los que vinieron hasta aquí, mantengan su

santuario santo. Vivan una vida completamente nueva, una vida llena de amor,

humildad y fe. Huyan de la vida de pecado y siempre sean caritativos unos con otros.

Hijos Míos, el que destruya su santuario con el pecado, sufrirá el infierno eternamente.

Yo les digo, sean santos porque este es un llamado a la santidad. Este llamado pasará

por muchas pruebas. El camino es un sendero desértico. Solo aquellos que estén

dispuestos en hacer la Voluntad de Dios, se unirán primero. Ustedes serán

estremecidos y purificados para que los que estén firmes y purificados sean salvados.

Muchas naciones pelearán contra ustedes y contra este llamado a la santidad. Yo les

digo, muchos entre ustedes no alcanzarán la Nueva Jerusalén por su vida pecadora.

Muchos se quejarán y lucharán en contra de sus líderes. Muchos dejarán al Dios Vivo

y adorarán a los ídolos. Muchos serán asesinados en la batalla por su débil fe.

Mis amados hijos, recen, recen, recen, que sus ojos se abran para ver la gran felicidad

que les espera luego de esta gran batalla. Recen, Yo les revelaré los misterios ocultos

sobre este llamado para que su fe sea fuerte. Ellos no entenderán éste llamado, todos

los que viven sus vidas conforme a su naturaleza, Yo les digo, los asuntos espirituales

están lejos de ellos. Nunca, Yo les digo, nunca abandonen su fe. Luchen por entrar en

la Tierra Prometida.

Escuchen, Mis hijos, hoy he escrito en el Cielo que ninguna nación vencerá esta

devoción a Mi Preciosa Sangre. Yo prometo derrotar a muchas naciones por causa de

ustedes. Las naciones oirán sobre ustedes y alabarán al Dios Vivo. Yo les digo, la

devoción a Mi Preciosa Sangre será conocida en el mundo, de una generación a la

otra generación, aun cuando Mis primeros devotos abandonen su fe. La devoción a Mi

Preciosa Sangre será conocida en el mundo. Todos los que estén bajo Mi Preciosa

Sangre no temerán más. Cuando la hora de su aprobación llegue, la Iglesia le dará la

bienvenida y será dada a conocer a todos los hombres por el poder del Espíritu Santo

de Amor. Yo les digo, solo obedezcan y cumplan Mis órdenes.

Nunca abandonen las oraciones. Hijos, sus oraciones acelerarán la hora. Ninguna

de sus oraciones será estéril. Yo las escucharé y responderé cuando llegue el

momento oportuno. Hijos Míos, satanás no tiene poder sobre el obediente. Yo los

amo a todos. Continúen mostrándome su amor. Yo los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó, la Sagrada Hostia apareció en el Cielo, mitad carne y

mitad pan. Yo la observé y regresé.


***




PRIMER MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA

31 de julio de 1997 Hora: 3 pm


Lugar: Monte Carmelo, Olo


REGOCIJENSE DE ESTAR ENTRE LOS PRIMEROS APOSTOLES QUE


PRESENCIARON ESTE LLAMADO.


Hoy, siendo el último día de la novena del gran mes de julio, estábamos en la montaña

consolando y adorando a Jesucristo Agonizante. En una visión vi un gran número de

espíritus malignos (Archidemonios) viniendo del oeste para atacarnos. Ellos venían con

un gran viento y fuerza. Al mismo tiempo, vi a los Ejércitos de Ángeles y Arcángeles

Celestiales viniendo del este para atacarlos. Al ellos ver la Armada Celestial, se

detuvieron y el gran viento paró también.

El Arcángel San Miguel y el Ejército de Ángeles volaron para atacarlos.

Inmediatamente, el Santo Crucifijo apareció en el aire, derramando Sangre de la

Sagrada Cabeza que al caer sobre ellos se transformaba en fuego y los consumía.

Inmediatamente, una nube bajó del Cielo y cubrió el lugar. En la nube apareció el

Santo Rostro de Jesucristo. La Sangre continuamente fluía de Sus heridas por la

Corona de Espinas. Nuestro Señor calmadamente dijo: “Dejen que Mi Preciosa Sangre

les cubra a todos ustedes.” Inmediatamente brotó Sangre de su Sagrada Cabeza y nos

cubrió. Él continuó diciendo: “Hijos Míos, hoy ustedes están cruzando el Gran Mar

Rojo. Felices aquellos que han sido escogidos para ser Apóstoles de Mi Preciosa

Sangre. Su enemigo no los verá otra vez. Ustedes ya no son esclavos en tierra

extranjera. Los estoy conduciendo de regreso a la tierra prometida por el Poder de Mi

Preciosa Sangre. Ustedes y Mis elegidos adorarán Mi Preciosa Sangre en esa tierra.

Los hijos de sus hijos Me adorarán y adorarán Mi Preciosa Sangre por siempre. Les

digo, todas las naciones conocerán el valor de Mi Preciosa Sangre y de Mi Santa

Muerte. Hoy, ustedes han pasado por la segunda hora de purificación y

transformación. Felices son aquellos que aceptan todos los sufrimientos. Mi gran

promesa les está esperando.

Alégrense. Oh los veinticuatro seres que fueron escogidos por el Cielo porque

cumplieron la orden que les di, estoy sellándolos con Mis Preciosas Llagas y Mi

Preciosa Sangre. El hombre malvado no les hará daño. Mi Preciosa Sangre los

defenderá siempre. Yo prometo revelarles Mis cinco Llagas y Mis torturas escondidas.

Sus familias adorarán la Preciosa Sangre y se salvarán. He escuchado todas sus

oraciones.”

Instantáneamente el Cielo se abrió y la Santísima Trinidad apareció. Vi a los

veinticuatro seres vivientes arrodillados ante el Crucifijo. La luz divina del Espíritu

Santo relampagueó sobre ellos y el Hijo levantó Su Mano y dijo: “Los bendigo a

todos”. El Cielo se cerró y el Santo Rostro continuó diciendo: “Todos los que

atendieron la primera novena son bendecidos. A través de Mi Preciosa Sangre serán

salvados. Las Dominaciones y Potestades Celestiales pelearán por todos ustedes.

Alégrense todos los que cumplieron con la segunda novena. El Corazón Inmaculado

de Mi Madre los protegerá. San Miguel Arcángel los defenderá siempre. Yo esconderé

en Mis Santas Llagas a todos los que cumplieron la última novena. Su enemigo nunca

los verá. Antes de que mueran les daré Mi Preciosa Sangre.

Hijos míos, quien escuche Mis mensajes y devotamente adore Mi Preciosa Sangre

obtendrá estos favores tal como los que hicieron bien esta gran Novena.

Sacerdote Mío, tus mayores agonías han pasado. Tú Me consuelas. Ahora, Yo te

consolaré. A través de Mi Preciosa Sangre te levantaré. Tus días terribles han

pasado. Recibe la plenitud del Espíritu Santo y esparce esta devoción por todo el

mundo. Te digo, no temas. No temas por esta devoción, la terrible hora se ha ido.

Cuando el tiempo oportuno venga, Mi Iglesia la acogerá. Te digo a ti, Mi humilde

sacerdote, predica con Mi Preciosa Sangre que muchos milagros te seguirán. Esto se

cumplirá. Ordena al enfermo a recobrar la salud por el poder de Mi Preciosa Sangre.

Te prometo que los curaré. Libera a los cautivos con Mi Preciosa Sangre y diles a los

rectos que se alegren en Mi Sangre. Que el Arcángel San Rafael y veinte Querubines

Celestiales estén contigo y peleen por ti. Si Me amas, haz conocer esta devoción al

mundo. Te bendigo. Mis primeros devotos, los Apóstoles elegidos de Mi Preciosa

Sangre, el Cielo está feliz con ustedes. Sus esfuerzos Me agradaron mucho. Alégrense

porque Yo les cumpliré Mis promesas. Todos los que los odian, los amarán. Traeré a

su gente de regreso a ustedes. VAYAN EN PAZ y ÚNANSE A SUS VOCACIONES.

La segunda hora de dolor ha pasado. Esparzan esta devoción y oren mucho. Bernabé,

Yo cambiaré el asiento de tu vocación y lo pondré en una mejor forma para este

llamado. Nada te derrotará a ti ni a tus compañeros nuevamente. Estoy con todos

ustedes. Les bendigo.

Hijos míos, sus oraciones son respondidas. Una de las mujeres que está aquí en esta

montaña dará a luz un varón. El niño será un Apóstol de Mi Preciosa Sangre. Una

mujer que vino de Owa, dile que se regocije porque está curada de su enfermedad. Mi

sacerdote bendecirá su familia y destruirá el encantamiento e ídolos. Todos los

enfermos ungidos, vayan y den testimonio porque todos están curados. Muchos

pecadores empedernidos se convertirán. Adoren Mi Preciosa Sangre cuando los vean

regresar. Hijos míos, no se alegren por los milagros sino por estar entre los primeros

testigos de este llamado. Todo el que permanezca fiel hasta el final, no se perderá.

Acuérdense siempre de Mí, Yo soy Jesucristo Agonizante. Muéstrenme amor y

consuélenme. Los bendigo a todos.”

Inmediatamente la visión terminó y vi una gran batalla contra las fuerzas de la

oscuridad. Por el poder de la Preciosa Sangre el Arcángel San Miguel venció al

enemigo. Entonces vi a Jesús bajando de la nube y sosteniendo una palma en su mano

con los Ejércitos Celestiales que cantaban una canción de victoria.

En la nube, escuché una fuerte voz diciendo: “Por la Sangre del Cordero sin mancha,

los enemigos fueron vencidos. Todos los hombres adoren la Preciosa Sangre de su

salvación”.

Desperté.


***



SEGUNDO MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA

30 de julio de 2007 Hora: 3 am

Lugar: Mi Altar de Reparación, Awka


SU VICTORIA VIENE DE MI PRECIOSA SANGRE.


En mi oración durante esta hora, tuve una visión de Jesucristo Agonizante con todo Su

Rostro cubierto de Sangre; me miró y suavemente dijo: “Hijos, la victoria llega a

través de Mi Preciosa Sangre. Cualquier cosa fuera de Mi Preciosa Sangre se perderá.

Bernabé, este año se cumplirán doce años desde que te llamé. Haz vencido estos doce

años porque permaneces en la misericordia de Mi Sangre. Ahora, como puedes ver, te

estoy enviando a que salgas, tú vencerás con la misma misericordia de Mi Preciosa

Sangre. Escucha la voz de tu superior y discierne en todo momento Mi consejo. Estoy

contigo para guiarte. Yo te daré la victoria. Después de mañana, los mensajes que te

daré, serán entre tú y Yo. Pon las cosas en orden, tanto como puedas, y prepárate para

salir. Estaré con esta devoción. Yo la protegeré del enemigo como siempre lo he

prometido. Sin embargo, ellos comenzarán a aprender cómo actuar por sus propios

medios. Por esta razón, todas las diócesis tendrán que organizar sus propias

consagraciones a Mi Preciosa Sangre. Empezando el próximo año, solamente la

Consagración de Septiembre se realizará a nivel nacional. Todas las demás cosas

permanecerán como estaban. Al final, tu victoria vendrá a través de Mi Sangre. Yo soy

Jesucristo Agonizante que los ama. Los bendigo en el Nombre del Padre, y del Hijo y

del Espíritu Santo, Amén.”

Inmediatamente, la visión terminó.


***


TERCER MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA

31 de julio de 2007 Hora: 3 am

Lugar: Mi Altar de Reparación, Awka

LA VIDA SURGE DE MI PRECIOSA SANGRE.


Hoy siendo el último día de los doce días de oración del mes de Julio, tuve una visión

de Jesucristo Agonizante que calmadamente dijo: “Así como la salida del sol disipa la

oscuridad, la nueva vida del mundo surgirá desde la devoción de Mi Preciosa Sangre.

Yo renovaré la Faz de la tierra a través del poder de Mi Sangre. Felices sean todos los

que mantengan su fe firme en Mí hasta el final, porque ellos aparecerán como el sol de

la mañana del este para dar Gloria a Dios por siempre. Mi Gloria estará sobre ellos

por siempre. Mis bendiciones durante estos doce años, permanezcan con ustedes, Mis

hijos. Florezcan en amor y dejen que su nueva vida brote como la rosa de la mañana.

En Mi amor los uno a todos. A través de Mi Sangre, les daré la victoria. Así, los

bendigo en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.”

Inmediatamente la visión terminó.

70 views0 comments

follow US

Email

info@themostpreciousblood.org

1(800) 748-1047,  3028972036

7134439465

Subscribe

Subscribe To Our Mailing List

(C) 2020 by  Apostolate of The Most Precious Blood of Jesus Christ , Houston Texas, USA.| Powered by