YO ESTOY DONDE USTEDES ESTÁN AHORA, Y PRONTO, USTEDES ESTARÁN DONDE YO ESTOY ETERNAMENTE.

TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCIÓN

8 de Julio de 2000 Hora: 7:30 pm

Lugar: Capilla de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

Durante nuestra novena de oración, tuve la visión de Jesucristo resucitado bajando de una nube con un gran número de Ángeles, demasiados para ser contados. Ellos cantaban mientras descendían. Una nube bajo y cubrió toda la visión. Inmediatamente la visión terminó. Después, en la nube apareció el Santo Rostro Agonizante de Jesucristo, que gentilmente dijo: “Hijos Míos, en el día en que Mi Gloria sea revelada, ustedes verán a su Maestro Agonizante descender de la nube. Les digo que todos los ojos Me verán, aun aquellos que clavaron Mis Manos y Pies. Ellos verán a Aquel que públicamente expusieron desnudo al mundo viniendo en la nube con todos los Ángeles en Gloria. Ellos se avergonzarán de sí mismos y se lamentarán por siempre. Éste será su tiempo para irse a vivir con su madre, la mujer de la gran babilonia, en el hoyo más profundo del abismo. Hijos, ellos verán a su reina en su desnudez y gozarán con ella de la iniquidad en el fuego de azufre en el abismo.

Hijos, los malvados verán la Cabeza que laceraron con espinas, ser coronada con una Corona de Oro. Ellos no podrán ver su brillo. La deslumbrante luz de su gloria cegará sus ojos. Les digo, se avergonzarán de sí mismos y se arrepentirán por siempre. Pero a ustedes que permanecieron como Mis consoladores en Getsemaní, recibirán consuelo. Ustedes que sinceramente Me ayudaron a cargar Mi Cruz, les daré Mi descanso. Mi Paz Gloriosa descansará sobre ustedes. Les digo, a ustedes que limpiaron Mi Rostro Sangriento, limpiaré las lágrimas de sus ojos. Haré que Mi Gloria brille sobre ellos.

No habrá más lamento, ni más penas, todas estas cosas habrán terminado. Los vestiré con los trajes más brillantes por haber vestido Mi desnudez. Ustedes brillarán como el sol del amanecer. También les daré la Estrella de la Mañana. Cuando las personas malvadas del fuego torturador vean su brillo, ellos recordarán como se burlaron de ustedes en el mundo por ser Mis seguidores. Ellos también recordarán como rechazaron Mi súplica de angustia en el mundo, y su agonía aumentará.

Todos los que Me ofrecieron una bebida, beberán el agua viva que emana del Nuevo Jardín del Edén. Ellos beberán y saciarán su sed por haber saciado Mi sed cuando estuvieron en el mundo. Ellos disfrutarán de Mi amorosa fiesta con Mis amados en el Paraíso. Finalmente, ellos gobernarán Conmigo sobre la Casa de Israel, y reinarán Conmigo en los años venideros. Yo soy Jesucristo Agonizante, que están consolando.

Hijos, regocíjense porque les he dado el Reino que no puede tambalearse. Ustedes son Mis amados, y Yo estaré siempre con ustedes. Yo estoy donde ustedes están ahora y pronto ustedes estarán donde Yo estoy por siempre. Hijos, estoy siempre con ustedes. Sólo aquel que se aleje de nosotros se perderá. Les digo que aquel que nos abandone ahora, se desligara a si mismo de Mí, ahora y por siempre. Lo extrañaremos aquí y lo extrañaremos en el Cielo. Pero ustedes, que permanecen unidos a Mí, Yo siempre estoy con ustedes. Pronto estarán Conmigo por siempre.

(Silencio)

Yo le dije: “Señor permaneceremos Contigo. Ves la cruz, te la estamos presentando. Ayúdanos a hacer Tu Voluntad.”

Nuestro Señor dijo: “Hijos, amo su esfuerzo. Estoy contento, ustedes Me consuelan. Escuchen, este Crucifijo no es el que he elegido, pero no lo dañarán. Guárdenlo con los demás. Hijos, a ustedes se les dijo que hicieran un Crucifijo que brotara viva sangre por la agonía de su Maestro Agonizante. Muestren Mis Llagas sangrando, Mi túnica bañada en Sangre, la Sangre brotando de Mis Sagradas Manos y bañando Mi Sagrado Costado. Las espinas que traspasaron Mi Sagrada Cabeza y la Sangre que bañó Mi Sagrado Rostro, las laceradas heridas de Mis rodillas, la Sangre que brotaba de las Llagas de los clavos en Mis Sagrados Pies bañando la cruz de madera, los deslumbrantes rayos de Mi Sagrado Corazón y las gotas de Sangre y Agua serán mostradas. Hijos, Yo estoy colgando vivo. Muestren Mi estrés. Hagan una cruz portátil para que puedan enviarlas sin mucha dificultad. Estoy con ustedes para ayudarlos. Les he dado a Mi Ángel para custodiar al artista. Díganle al artista que ponga mucha atención en este trabajo. Yo lo llenare con Mi Espíritu.

Bernabé, te he dicho que enviaré a Santa Cecilia para enseñarles la oración de Reparación con la Corona de Espinas. Haré esto porque lo has pedido.

Ella vendrá una hora antes o después de tu novena en ese día para enseñarles la oración. Ella hará esto durante uno de los tiempos de silencio. Mi Ángel te informará cuando será el momento. Durante tu novena, ella vendrá y te instruirá mucho. Hazle el bien con tu silencio y mantente atento.

Hijos, prepárense para la mortificación cuando vengan al programa de Reparación. Les explicaré bien el programa en la próxima novena. Estoy llamando a Mis Apóstoles y no a Mis Discípulos. Háganme el bien, obedeciendo esta orden, para que no tengan nada que lamentar.

Regocíjense porque tienen un Reino que no puede sacudirse.

Los amo a todos. Los bendigo a todos.” Inmediatamente la visión terminó.


3 views

follow US

Email

info@themostpreciousblood.org

1(800) 748-1047,  3028972036

7134439465

(C) 2019 by  Apostolate of The Most Precious Blood of Jesus Christ , Houston Texas, USA.| Powered by 

Subscribe

Subscribe To Our Mailing List